"¡Ojo!, la parte del abucheo no se puede vender"

Telemadrid veta las imágenes de una protesta contra Aguirre en un hospital

No debían ver la luz. Pero las imágenes acabaron colgadas en el portal de Internet YouTube. La grabación de 3 minutos y 40 segundos captada en un pasillo del hospital público Ramón y Cajal, el pasado 23 de mayo, muestra cómo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se encara con unos trabajadores que la abuchean al grito de "¡Sanidad pública!". "Estáis pagados para meter follón", responde ella, que se encara con algunos de ellos.

Más información

El episodio, grabado por una cámara de Telemadrid había sido editado con cortes diferentes y quedó archivado sin que se emitiera un solo plano en el informativo ofrecido por la televisión pública madrileña ese día. El minutado contenía una orden explícita por escrito para futuras difusiones o ventas de las imágenes desde la cadena pública regional: "OJO!!! la parte del abucheo NO SE PUEDE VENDER" (sic).

En la noticia que Telemadrid ofreció en el informativo de ese día no aparecieron las imágenes, que ayer acumulaban casi 59.000 visitas en YouTube y más de 40.000 en elpais.com.

La única referencia a lo ocurrido en la pieza que se ofreció a los telespectadores es un plano fijo de seis segundos en el que Aguirre aparece dialogando al fondo y los trabajadores de espaldas se agolpan en primer plano. La voz de una periodista explica sobre las imágenes: "Durante el recorrido, un grupo de trabajadores sanitarios de varios sindicatos han intentado boicotear el acto".

La noticia prosigue con una nueva toma en la que un grupo de empleados con bata blanca aplaude con entusiasmo al paso de la presidenta mientras la voz en off recuerda que la Comunidad ha invertido casi dos millones de euros en la remodelación del área oncológica del hospital Ramón y Cajal. El vídeo continúa con una nueva imagen de Aguirre saludando afablemente a una señora en el pasillo. Ni abucheos ni desplantes ni discusiones ni pancartas ni gritos de "sanidad pública" de los trabajadores.

En la red y en EL PAÍS.com esas imágenes del pasillo triunfaron, pero en la televisión pública madrileña no aparecieron. Este periódico solicitó ayer sin éxito hablar con el director de informativos de Telemadrid, Agustín de Grado, para preguntarle sobre los criterios aplicados para elaborar esa noticia. Un portavoz señaló que "los editores de cada informativo son libres para decidir qué contenidos son noticiosos, igual que ocurre en cualquier medio de comunicación".

Las imágenes de la larga protesta (el vídeo difundido en Internet, con seis cortes, dura casi cuatro minutos) no aparecieron en el telediario regional, donde se sustituyeron, eso sí, por planos de sanitarios aplaudiendo a la presidenta y una amigable conversación con una anciana (el vídeo emitido puede verse en la página web de Telemadrid). Quedó orden expresa, además, para que no pudieran salir en ninguna de las televisiones a las que Telemadrid vende contenidos. La captación descrita al dedillo quedó archivada en los estudios de Telemadrid con su minutado correspondiente. El documento realizado por la televisión pública para guardarlas, al que ha tenido acceso EL PAÍS, se llama "Aguirre es abucheada en el Ramón y Cajal".

El parte recoge los momentos de la protesta, como el episodio de la trabajadora que grita a la cara a la presidenta: "¡Sanidad pública, sanidad pública!"; o su diálogo con una mujer que le dice: "Si va a ganar Gallardón..." y a la que Aguirre responde: "¿Pero tú le votas, tú le votas...?". La nota describe también con la asepsia del documentalista otro momento en el que la presidenta se acerca a otra señora que "pacíficamente", según el minutado, le dice a Aguirre "usted lo que dice es mentira. Ha edificado en suelo público hospitales para luego darles las camas a los que las gestionan por lo privado". Y cómo la dirigente del PP continúa el recorrido mientras la siguen con pancartas, hasta que los acusa de ser "liberados pagados". En ese mismo papel, en el que se especifica que las imágenes son propias, queda también por escrito la orden de que el abucheo no se puede vender, con mayúsculas y admiraciones en un lateral. Preguntado sobre este mensaje, el citado portavoz dio una respuesta similar a la anterior: "Nosotros vendemos los contenidos que consideramos oportunos, como cualquier otro medio de comunicación".

Los sindicatos UGT, CC OO y CGT se quejaron porque la protesta no apareció en el informativo. "Y Esperanza se quitó el maquillaje", titula UGT en un boletín interno del 30 de mayo dedicado a ese episodio. El sindicato subraya que "por supuesto, estos incidentes no se vieron en el informativo", en el que sí se informó a los telespectadores de "las protestas de militantes del PP contra Rajoy" y de la manifestación de los regantes del Ebro contra el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla (PSOE).

Los sindicatos han solicitado a la dirección de Telemadrid que se adhiera al código deontológico de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) "y asuma los principios básicos del periodismo".

La Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE dictaminó en marzo que otro reportaje emitido en Telemadrid sobre un supuesto coladero de inmigrantes en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas faltaba "repetidamente a la verdad". El trabajo se grabó con una cámara oculta y en su elaboración colaboraron un dirigente del sindicato policial CEP y otro agente de uniforme. La participación de ambos se ocultó a los espectadores en el resultado final.

Aparece en Youtube un vídeo en el que la presidenta de la Comunidad de Madrid se encara a los manifestantes en la inauguración de un hospital.YOUTUBE.COM

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 13 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50