Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tripartito evita que 12 consejeros se expliquen por los informes

El PP requería también la comparecencia de Puigcercós

Los socios que apoyan al Gobierno catalán impidieron ayer que 12 consejeros del Gabinete, el ex titular de Gobernación Joan Puigcercós y el secretario general de la Presidencia, Isaías Taboas, comparezcan en el Parlament para dar explicaciones sobre el encargo de informes a personas con vinculación al Ejecutivo catalán, caso que está investigando la Fiscalía Superior de Cataluña por un delito de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y prevaricación.

El PP sometió a votación en la comisión de asuntos institucionales las solicitudes de comparecencia, que recibieron el apoyo de CiU y de Ciutadans. El tripartito alegó que el Ejecutivo catalán ya ha dado explicaciones por dos veces en el pleno del Parlament a través del presidente de la Generalitat, José Montilla, y del titular de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, en una interpelación.

El diputado socialista David Pérez agradeció al PP su "investigación", pero añadió: "Creemos un poco más en la investigación que está haciendo la fiscalía, donde se aclararán todas estas supuestas irregularidades". Pérez explicó que el Gobierno ha encargado también una auditoría interna, tras la cual se podrán tener los "argumentos necesarios para tomar las decisiones oportunas".

Poca transparencia

La portavoz popular en el Parlament, Carina Mejías, que defendió las comparecencias, reprochó al tripartito la "falta de transparencia y la obstrucción a la función de control del Parlament" al rechazarlas. "No sé por qué tienen que esconder a los consejeros", indicó la dirigente de los populares catalanes.

Mejías subrayó a su vez que este asunto ha levantado un "escándalo importante" porque muchos informes son "de dudosa utilidad y ninguno de ellos tiene ningún tipo de trascendencia jurídica o política". El diputado de CiU Joan Raventós apoyó la petición para que los consejeros aclaren "cualquier tipo de duda sobre la utilidad y autenticidad" de los informes. Ciutadans se expresó en términos parecidos.

Además de las comparecencias de los 12 consejeros del Gabinete actual del presidente José Montilla, el grupo de CiU en el Parlament pide una más que el PP en relación con el asunto de los informes de dudosa utilidad: la del director de comunicación de Presidencia, Antoni Bolaño, hombre de confianza del presidente catalán. Los nacionalistas intentaron, sin éxito, censurar la política comunicativa del Gobierno y su "interferencia" en los medios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de junio de 2008