El Bellas Artes recibirá una pintura de Artemisa Gentileschi

El Museo de Bellas Artes bilbaíno expondrá la pintura Judith y Holofernes, de Artemisia Gentileschi (Roma, 1593-Nápoles, 1652) entre el 1 de julio y el 28 de septiembre próximos en la sala que ocupa Lot y sus hijas, realizada por su padre, Orazio Gentileschi (Pisa, 1563-Londres, 1639). Judith y Holofernes es una cesión temporal del Museo Capodimonte de Napolés, que se inscribe dentro del programa La obra invitada, puesto en marcha en 2001 por la pinacoteca bilbaína para enriquecer su colección con préstamos de otras instituciones.

Orazio y Artemisa Gentileschi, ambos seguidores de la pintura de Caravaggio, fueron autores reconocidos en su tiempo, que dejaron bellísimos ejemplos de la pintura italiana del siglo XVII.

La autodidacta Artemisia Gentileschi, formada después bajo la supervisión de su padre, pintó el lienzo, un óleo de 158,8 por 125,5 centímetros, entre 1611 y 1612. Judith y Holofernes, una pintura que recoge la escena en la que Judith clava sin piedad una daga en el cuello del general de Nabucodonosor, fue realizado en la época en la que Artemisia fue violada por otro pintor del círculo de su padre, Agostino Tassi.

El caso llegó a los tribunales, pero obligó a la pintora a soportar interrogatorios humillantes y tortura para confirmar la veracidad de su testimonio. En el dramatismo de la obra, un tema que la autora repitió en distintas versiones, se han reconocido las consecuencias psicológicas de la violación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50