Los efectos del temporal

El síndrome del 83 inunda Vizcaya

El desbordamiento de ríos paraliza el metro, anega un barrio de Getxo y deja sin luz a 31.000 vecinos - En sólo 18 horas cayeron 118 litros por metro cuadrado

Las intensas lluvias pusieron a Vizcaya al borde del K.O. El desbordamiento de media docena de ríos provocó interrupciones de tráfico en una decena de carreteras, paralizó el transporte del metro y las líneas de cercanías de Renfe y FEVE durante buena parte de la jornada, dejó sin luz a 31.000 vecinos y provocó un gran susto en Getxo, la localidad más damnificada, donde tuvieron que ser evacuadas 60 personas en lanchas neumáticas. El espectro de las trágicas inundaciones de hace 25 años apareció de nuevo, aunque la situación de emergencia empezó a remitir en la tarde de ayer.

No hubo víctimas aunque sí cuantiosos daños -sólo en Getxo puede haber centenares de vehículos afectados- que empezarán a cuantificarse a partir de hoy. El Gobierno reunió a su mesa de crisis y activó el Plan de Emergencia de Inundaciones.

En Getxo, la zona más damnificada, se evacuaron a 60 personas en lanchas
30.000 vecinos de la Margen Izquierda sin luz al inundarse una subestación
Interior dice que los efectos persistirán los próximos días
En Vizcaya seguían cortadas al tráfico media docena de carreteras
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Más información
"Esto no es nada, en 1983 bajaban por la Ría coches, lavadoras y animales"
Bilbao recoge en 20 horas el 10% de la lluvia de todo un año
La crecida del Ebro amenaza a parte del recinto ferial de la Expo de Zaragoza

La culpa fue de los 118 litros por metro cuadrado que cayeron en sólo 18 horas, entre la noche del sábado y el mediodía de ayer, en algunas zonas de Vizcaya. La madrugada de ayer fue dramática en Getxo, donde la crecida del río Gobelas anegó el polideportivo de Fadura y la zona principal de la Avenida de los Chopos, que se convirtió en una gran balsa de casi 1,5 kilómetros de longitud y más de un metro de altura. A última hora de la tarde de ayer, todavía permanecía inundada una gran parte.

A las 3 de la madrugada, la Policía Municipal de Getxo, que movilizó a sus 120 agentes, empezó a avisar a los vecinos de Fadura y la zona baja de Neguri de la situación, para que, fundamentalmente, retiraran sus vehículos de los garajes subterráneos de estas áreas. Los agentes tuvieron que llamar puerta a puerta porque el agua había inundado los transformadores eléctricos y había dejado sin luz a las viviendas, por lo que era inútil pulsar los timbres. "En un solo garaje hemos sacado 300 coches", apuntó un agente. "Se han conseguido retirar muchos, pero otros más han quedado atrapados", explicó el alcalde de Getxo, Imanol Landa. Las autoridades municipales organizaron a última hora la llegada de camiones bomba para achicar agua en viviendas y garajes.

El alcalde de Getxo anunció que hoy estudiarán crear una oficina para tramitar quejas, aunque aseguró que en principio los afectados tienen que recurrir directamente a sus seguros.

"Ha sido en un momento, ha empezado a entrar agua por todas partes", explicaba una vecina de Getxo. Niños y mayores fueron sacados de sus domicilios en lanchas neumáticas por el lago en que se había convertido la Avenida de los Chopos. En el polideportivo de Fadura, todas las instalaciones estaban anegadas. Más de 800 vecinos se pasaron toda la madrugada y la mañana de ayer sin ningún tipo de suministro eléctrico.

La falta de electricidad fue mayor en la Margen Izquierda, donde, al inundarse una subestación de Iberdrola en Ortuella, 30.000 vecinos de Portugalete, Santurtzi y Ortuella se quedaron sin luz. Al cierre de esta edición, cerca de 4.000 en la Margen Izquierda y 400 vecinos de Getxo continuaban sin suministro.

"Mañana y los próximos días todavía veremos los efectos" de la situación, advirtió la viceconsejera de Interior María del Yermo Urquijo. De hecho, dos carriles de la N-634 a la entrada a Bilbao han quedado cortados por el desprendimiento de una ladera, un problema que tardará en resolverse.

Además de Getxo, la otra zona más afectada fue la comarca de las Encartaciones. El desbordamiento del río Cadagua provocó inundaciones en Alonsotegi, donde se evacuaron a cinco personas de una casa tutelada para discapacitados psíquicos. Erandio, Leioa, Berango, Sopelana y Plentzia sufrieron inundaciones en lonjas, al igual que los barrios bilbaínos de Peñascal y Rekalde. Alrededor de veinte garajes quedaron anegados en Galdakao.

El transporte público sufrió especialmente: la línea 1 del metro entre San Ignacio y Plentzia estuvo cortada casi toda la jornada, y las de cercanías de Renfe en la Margen Izquierda y de FEVE hacia Balmaseda quedaron sin servicio hasta primeras horas de la tarde. En las carreteras hubo también muchos problemas y a última hora de ayer estaban cortados media docena de viales, como los accesos a Berango o la A-8 a su paso por Max Center.

En Guipúzcoa, los problemas fueron menores y se concentraron en Beasain y Ordizia.

Varios vecinos de Getxo son evacuados por la Ertzaintza en una lancha neumática, cerca del polideportivo de Fadura.
Varios vecinos de Getxo son evacuados por la Ertzaintza en una lancha neumática, cerca del polideportivo de Fadura.TXETXU BERRUEZO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS