Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Once empleados, retenidos y atados en el asalto a una empresa de Girona

La empresa Bastides Pirineus, SL, una pequeña industria dedicada a la fabricación y montaje de andamios para la construcción situada en Sant Esteve d'en Bas (Garrotxa), ha sido víctima del último episodio de asalto con violencia en las comarcas de Girona. Once empleados fueron retenidos y atados de pies y manos hasta que los asaltantes se llevaron todo el dinero que había en la caja fuerte. La suma podría alcanzar los 20.000 euros, además de otros objetos de valor. Los hechos sucedieron a primera hora de la tarde del viernes, cuando dos hombres y una mujer se presentaron en las instalaciones de la fábrica, ubicada en la nave 9 de un polígono industrial de la carretera de Vic, a las afueras del pueblo.

De entrada, se identificaron como inspectores de Hacienda, pero su aspecto era sospechoso, con pelucas y gafas de sol, según explicó uno de los trabajadores. El empleado los hizo pasar y llamó al encargado y en ese momento los visitantes sacaron una pistola y les amenazaron con utilizarla si no les conducían hasta la caja fuerte. "Estábamos tan nerviosos que nadie pensó en escapar o avisar a la policía; por suerte, no hubo heridos", comentó uno de los trabajadores retenidos. Los tres asaltantes aprovecharon la confusión del momento para ir atando e inmovilizando con cinta adhesiva a la plantilla, a la que repartieron por las diferentes salas de la empresa. Después consiguieron abrir la caja de caudales y huyeron con el botín, no sin antes cortar la línea telefónica de la empresa para ganar tiempo en su huida.

Uno de los empleados logró zafarse de las ataduras y dio aviso a los Mossos d'Esquadra. La policía montó controles por la zona para atrapar a los ladrones, pero ayer aún no se había producido ninguna detención.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de junio de 2008