Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno regional clausura cinco locales de Alcorcón por consumo de drogas

Cinco bares del centro de Alcorcón (166.500 habitantes) tendrán que echar el cierre en los próximos días durante un semestre. La Consejería de Presidencia e Interior, a cuyo frente está Francisco Granados, ha decretado el cierre cautelar de estos locales, que habían sido denunciados por la Policía Municipal por tolerar el consumo de sustancias tóxicas en su interior.

Los bares que cerrarán son La Alcazaba, en la calle de Guindales; el Extremeño, en la calle de Comusa; Tánger, en Dos de Mayo; La Puebla, en la avenida de Polvoranca 1, y Velas, en la zona de Santo Domingo. La Comunidad ha decretado la clausura de los locales durante seis meses y un día "por la supuesta comisión de infracciones muy graves" a la Ley 17/1997 de espectáculos públicos y actividades recreativas de la Comunidad de Madrid. Esta falta consistió en permitir el consumo de sustancias estupefacientes, en su mayoría hachís y marihuana.

Fuentes de la Consejería de Presidencia e Interior explicaron que la Policía Municipal de Alcorcón remitió una veintena de sanciones y que en los próximos días se decretarán más cierres, también por droga. Sólo uno de esos casos está motivado por resistencia a la autoridad, al negarse el responsable a que la policía inspeccionara el bar.

La Comunidad de Madrid envió ayer las actas de cierre de los locales, por lo que está previsto que lleguen hoy al Ayuntamiento de Alcorcón. La Policía Municipal será la encargada de notificar el cierre de los bares, que será efectivo desde mañana mismo.

La Comunidad había decretado la clausura de otro bar, el Euros, en el Parque de Ondarreta, pero éste fue cerrado hace unas semanas por sus dueños.

El director de Seguridad de Alcorcón, José García Archidona, destacó ayer que tras estos cierres ha habido un trabajo de ocho o nueve meses de los policías municipales, ya que han sido frecuentes las inspecciones a estos bares. Unas veces las han hecho agentes de paisano, y otras de uniforme. En este periodo se han levantado actas por tenencia de estupefacientes y otras por tolerancia en el consumo. También ha habido detenidos por traficar con droga, que han sido acusados de un delito contra la salud pública. "La seguridad es un tema muy importante en Alcorcón, pero todos nos tenemos que felicitar por el resultado de este trabajo tan coordinado entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid", destacó García Archidona.

Estas sanciones se suman a las impuestas en el presente año, en el que se han puesto multas por valor de 900.000 euros a 31 titulares de establecimientos públicos por faltas muy graves (este concepto incluye el consumo de drogas). Tres bares de la capital (Binomio, Pachanga y The End) han sido clausurados en 2008 por consumo de drogas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de mayo de 2008