Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Contra la violencia machista

320.000 maltratadores 'fichados'

El ritmo de denuncias por violencia doméstica se duplica en tres años, pero el númerode condenas sigue estable - El 90% de los registrados son hombres, y el 10%, mujeres

Más de 320.000 personas están fichadas en estos momentos como maltratadores en España, suficientes para llenar cuatro veces el estadio de fútbol Santiago Bernabéu. Son las que aparecen en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica, que el Gobierno puso en marcha en 2004. Desde entonces, han entrado 402.901 presuntos agresores -361.749 hombres (el 90%) y 41.145 mujeres (el 10%)-. Y 79.331 lo han abandonado tras ser absueltos o después del archivo definitivo de su procedimiento, según los datos facilitados por el Ministerio de Justicia, encargado del registro.

No todos los que aparecen están condenados. Sólo un tercio de los fichados (120.732) tiene sentencia firme de condena (110.000 hombres y 10.000 mujeres). Hay otros 11.094 casos con resolución condenatoria pero que todavía se puede recurrir.

Más de 400.000 personas han sido inscritas en el registro del Gobierno

79.000 han sido borrados tras ser absueltos o sus causas archivadas

La cifra de agresores y víctimas extranjeras no deja de crecer

Desde 2004 se han dictado 156.210 órdenes de protección

En el registro se incluye a todos aquellos que han sido denunciados, junto a los datos de las víctimas. Y, en los casos en los que el procedimiento se archiva pero no de forma definitiva -aunque de hecho puede suceder que nunca llegue a abrirse de nuevo-, el presunto agresor permanece en la base de datos.

- Registro de acceso limitado. El registro no es público. Sólo pueden ver esta macrobase de datos jueces, fiscales y policía judicial. Se trata de facilitar que estos agentes conozcan con rapidez si la persona denunciada tiene antecedentes, para que puedan evaluar correctamente su peligrosidad y proteger mejor a la víctima. Aparte de los casos de violencia de género (agresiones del hombre hacia la mujer cuando son pareja o ex pareja), el registro incluye todos los malos tratos dentro de la familia (entre padres e hijos, hermanos...).

- Aumento de denuncias. De los datos se extrae una primera conclusión evidente: el número de denuncias ha aumentado a marchas forzadas. De 58.298 en 2004 se ha pasado a 113.856 en 2007: casi el doble en apenas tres años.

- Condenas estables. Las condenas, sin embargo, permanecen estables. De 2004 a 2005 subieron en 10.000, pero desde entonces se han mantenido en torno a las 30.000, con ligeros descensos en 2006 y 2007. De estas cifras se pueden hacer dos distintas lecturas. La mayoría de las asociaciones de mujeres opinan que no se condena lo suficiente por lo difícil que es obtener pruebas para un delito que se comete en la intimidad y denuncian que los jueces y fiscales no ponen el suficiente celo a la hora de perseguir estas agresiones. Otros sectores sostienen, por el contrario, que hay casos de denuncias falsas que inflan las estadísticas y que por eso hay tantos procedimientos que acaban archivados. En cualquier caso, existen pocos casos de denuncias falsas acreditadas judicialmente.

- Extranjeros y españoles. El número de denunciados extranjeros no deja de aumentar. Son el 27% del total de los fichados, cuando la población que viene de fuera representa aproximadamente el 10% de los residentes en España. Pero los extranjeros no son sólo agresores, sino también víctimas de los malos tratos en una proporción similar.

- Órdenes de protección. Desde que comenzó a operar el registro se han dictado 156.210 órdenes de protección. El número ha ido en aumento cada año: 26.000 en 2004, 38.000 en 2005, 43.000 en 2006 y 45.000 en 2007. Como las denuncias, las órdenes de protección se han casi duplicado en tres años. Son medidas de carácter urgente a través de las cuales el juez puede proteger, en el plazo máximo de 72 horas, civil y penalmente a la víctima. Puede atribuir a la madre, por ejemplo, la custodia de los hijos o atribuirle el domicilio familiar. Normalmente, suelen llevar consigo una orden de alejamiento para impedir al agresor que se acerque al agredido. Las órdenes de alejamiento también se pueden dictar fuera de una orden de protección. Desde 2004 se ha establecido esta medida a 152.138 personas. En 141.000 (el 92,8%) casos se obligaba al hombre a no acercarse y en 10.000 se ha impuesto a una mujer.

- Por comunidades autónomas. La región con más denuncias es Andalucía, con 72.663 fichados por el registro de maltratadores, seguido de Cataluña (70.945), Madrid (55.783) y la Comunidad Valenciana (con 53.651).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de mayo de 2008