Juan Diego Flórez se atreve con el Orfeo de Gluck

El tenor debuta con este personaje en el Teatro Real

"Si en esta ópera no hay teatralidad se convierte en una cancioneta". El tenor peruano Juan Diego Flórez vuelve al Teatro Real de Madrid, donde debuta con el personaje de Orfeo, en la obra Orfeo e Euridice, de Gluck. Llega en un momento muy especial de su carrera, después de haber protagonizado dos bises históricos en la Scala de Milán y en el Metropolitan de Nueva York (MET).

Más información

Éxitos que le llevaron a decir ayer, entre risas e ironías, que si continúa en la misma línea puede llegar a convertirse en "bis-man" (el hombre del bis). No es para menos, teniendo en cuenta que en la Scala no se había vivido uno desde hace 77 años, y en el MET el último que consiguió tal hazaña fue Luciano Pavarotti hace 13 años en el tercer actor de Tosca.

Juan Diego Flórez cantará esta pieza de Gluck en versión concierto bajo la batuta del maestro Jesús López Cobos, y flanqueado por Ainhoa Garmendia y Alessandra Marianelli, los días 27 y 30 de mayo y el 1 de junio. Esta ópera se incluye en el programa que sobre la revisión del mito de Orfeo está llevando a cabo el Teatro Real con motivo de las celebraciones del 400º aniversario de L'Orfeo, de Claudio Monteverdi, considerada la primera ópera de la historia.

A sus 35 años, Flórez afronta esta interpretación como todo un desafío. "La partitura es aguda y difícil y exige una extremada pureza de línea, además de una delicada musicalidad. Tiene momentos bellísimos y especialmente emotivos, como el inmediatamente anterior al aria J'ai perdu". El tenor no descarta ir más allá y realizar en el futuro una representación escenificada de L'Orfeo.

Flórez habló también del proyecto Abreu, que auspicia el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, reconocido con el premio Príncipe de Asturias de las Artes. También lo está impulsando en su país. "Estamos pendientes de una ley que aprobará en breve el Gobierno y que nos permitirá poner en marcha el mayor número de orquestas posibles. Es algo muy importante para Perú y espero que se pueda extender a otros países de Latinoamérica. Se abre un camino muy interesante para los futuros músicos", puntualizó el cantante.

Jesús López Cobos, que dirigirá el espectáculo al frente de la Orquesta Sinfónica de Madrid, habló del compositor para decir que "Gluck reformó la ópera barroca, haciendo un nuevo género sin esquematismo y acercándose al texto y a los personajes. Mozart le debe mucho".

En el reparto de esta ópera se ha incorporado en el último momento la soprano vasca Ainhoa Garmendia, quien ha sustituido a Nicole Cabell, que ha debido ausentarse por problemas familiares."Es un desafío, la partitura es aguda y difícil", asegura el cantante peruano

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50