Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Si pasa del minuto, no es eyaculación precoz

La eyaculación precoz es un fantasma que recorre la mente de muchos hombres, pero que tiene una dificultad básica a la hora de su tratamiento: su indefinición. Expertos de la Asociación Americana de Urología han concluido que el mínimo que debe pasar entre la penetración vaginal y la eyaculación, para que no haya trastorno, es de un minuto.

Pero no todo es cuestión de tiempo. Además, para que haya patología tiene que haber una "incapacidad para retrasar la eyaculación en todas o casi todas las penetraciones vaginales, y consecuencias personales negativas para el hombre, como estrés, preocupación, frustración y/o un rechazo ante las relaciones sexuales", afirman.

Aunque el estudio se centra en la penetración vaginal, los autores no descartan que pueda ser aplicable a otro tipo de relaciones sexuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de mayo de 2008