Tres meses de cárcel para un hombre que mató a un gato a palos

Tres meses de cárcel por un delito contra la fauna y la flora. Ésta es la pena que le ha impuesto el Juzgado de lo Penal número 20 de Barcelona a un hombre que mató a palos a un gato en medio de una calle de Barcelona y en presencia de su propietaria. La sentencia no expone los motivos que pudieron llevar a Pedro González Castilla a actuar con la "crueldad y el ensañamiento" con que lo hizo, que produjeron la agonía del animal.

Ocurrió la noche del 8 de junio de 2007, cuando el hombre paseaba con su esposa y, sin motivo aparente, empezó a golpear al gato con un palo que portaba la mujer, María Cruz T. R. Al ser descubierto por la propietaria del animal, intentó esconder "el gato ya moribundo bajo un vehículo", según la sentencia. El acusado declaró en el juicio que sólo tocó al animal al verlo debajo de un coche y que pensó que había sido atropellado. La ley le permite faltar a la verdad y no tiene consecuencias, pero los testigos no pueden mentir.

Más información
Retirada la custodia de un perro maltratado por primera vez en España

Y eso es lo que hizo su esposa, al negar la paliza al animal. La juez cree que pudo cometer un delito de falso testimonio y pide que se la investigue. Además condena a González a indemnizar a la propietaria con 600 euros por el estrés postraumático que sufrió. "La muerte de mascotas produce tristeza y sufrimiento a sus propietarios", se señala en la sentencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS