Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UN VALOR A EXAMEN | bolsa

Citi apoya que Ebro deje el azúcar

Los analistas creen que se trata del primer paso para la expansión del grupo

Ebro Puleva ha comunicado esta semana a la CNMV que su Consejo de Administración propondrá a la junta de accionistas, que se celebrará el próximo 8 de junio, bien de la posible venta, bien la posible escisión y salida a Bolsa de su negocio azucarero.

Los gestores de Ebro Puleva argumentan que esta operación es conveniente en un momento en que se ha "asegurado la viabilidad del negocio azucarero" para los próximos años tras culminarse satisfactoriamente la reforma del mercado de este producto. Además, consideran que la operación, "si finalmente llegara a ejecutarse en las condiciones oportunas", aportaría valor a los accionistas de la empresa.

El banco de inversión ve en el valor un potencial alcista del 41%

La división azucarera aportó el 27% del beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Ebro Puleva en 2007, mientras que el negocio de la pasta supuso el 28%, el arroz el 30% y la leche el 17%.

Citi ha distribuido una nota entre sus clientes en la que apoya la decisión de Ebro Puleva. Los analistas del banco de inversión recuerdan que la actividad azucarera es "puramente industrial", está centrada "100% en España" y tiene una rentabilidad sobre recursos empleados (ROCE) "por debajo de la del resto de divisiones".

En su opinión, la unidad a la que se le ha colgado el cartel de "se vende" ha supuesto una fuente de incertidumbre para Ebro Puleva y ha impedido que la valoración de la compañía se haya acercado a la del resto de multinacionales europeas y estadounidenses dentro del sector de la alimentación.

Un negocio en evolución

Citi mantiene su recomendación de comprar acciones de Ebro Puleva. "Estamos convencidos de la transformación del modelo de negocio de la empresa desde un simple procesador de materias primas doméstico hacia una marca multinacional de la alimentación. El próximo paso en esta dirección debería ser la venta o segregación de su división azucarera", argumentan.

Además de anunciar sus intenciones acerca del negocio del azúcar, Ebro Puleva ha presentado esta semana las cuentas del primer trimestre. "Toreando miuras y cortando orejas". Así ha titulado la compañía el informe remitido al regulador.

Este eslogan tan cañí ha sido comprado por los analistas de Citi en la medida que destacan los resultados que ha logrado Ebro Puleva en un entorno tan adverso. "A pesar de la difícil comparación con el trimestre de 2007 por la subida de las materias primas, la debilidad del dólar, la caída del consumo y el alza de los tipos de interés, la empresa ha logrado igualar el beneficio del año pasado con un incremento del 10% en las ventas", apuntan.

El Ebitda trimestral fue de 72,8 millones, un 2,3% menos que en 2007, y se situó por debajo de la cantidad prevista por Citi (77 millones). Estos expertos justifican la desviación por "las mayores inversiones publicitarias, especialmente en la división de pasta, y por las cargas de reestructuración en el área láctea".

Citi ha rebajado en un 9% su previsión sobre el Ebitda de Ebro Puleva en 2008 y 2009. La razón para este recorte es la menor contribución del negocio azucarero debido al cierre de fábricas que se ha aprobado en los últimos meses (equivalentes a 363.000 toneladas de azúcar), a los mayores gastos publicitarios de la compañía y a la debilidad del dólar (el 20% de las ventas se generan en EE UU).

Una vez actualizadas las previsiones de resultados, los analistas de Citi han rebajado el precio objetivo de la compañía de 20 euros por acción a 18,6 euros. La nueva valoración supone un potencial de revalorización del 41,3% con respecto a la cotización actual de las acciones. El pasado lunes, cuando se conocieron las intenciones de Ebro Puleva con respecto a su división azucarera, los títulos cayeron un 5,6%. En la semana, el valor ha cedido un 4,36%. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 2008