Más caos en las urgencias del Ramón y Cajal

Las urgencias del Ramón y Cajal viven un nuevo conflicto, esta vez ocasionado por los médicos internos residentes (MIR) de primer año. Desde el pasado lunes, se niegan a firmar altas de los pacientes de especialidades quirúrgicas, ya que esta función no les corresponde y, además, les hace responsables jurídicamente en el caso de que haya complicaciones. La situación conlleva que algunos pacientes tengan que esperar horas hasta que un facultativo les dé el alta. El gerente del centro, sin embargo, asegura que el problema no está afectando la atención en las urgencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50