Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Revolución en las artes escénicas

Cultura prepara un arsenal de proyectos para el teatro, la danza y la música

La decisión de Juan Carlos Marset, director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), de destituir a dos años vista a los responsables de las unidades de producción de este organismo dependiente del Ministerio de Cultura esconde detrás todo un ambicioso proyecto, cuya planificación para el periodo 2008-2012 dará a conocer el lunes el titular de Cultura, César Antonio Molina.

Entre los objetivos hay 10 que se consideran primordiales. Entre ellos figuran la creación de la Agencia Estatal de las Artes Escénicas y de la Música y de la Ciudad de las Artes Escénicas y de la Música Españolas.

Otro objetivo es la puesta en marcha de organismos en colaboración con otros ayuntamientos y comunidades autónomas. Entre éstos figuran el Centro Nacional de las Artes Escénicas y de las Músicas Históricas, en León; el Centro Nacional del Flamenco, que podría quedar instalado en Jerez; el Centro para la Difusión del Circo y Museo Nacional del Circo, que recalará en Albacete, y el Centro Internacional de Teatro Clásico, cuya sede será Almagro y su festival de teatro clásico.

Los relevos en las direcciones artísticas se harán a través de concursos

Administraciones Públicas no ha decidido aún si aprobará la agencia

En cuanto a la idea del Centro Nacional del Flamenco hay que señalar que emana de un viejo proyecto: el de la Ciudad del Flamenco en Jerez, actualmente paralizado, pese a haber ganado el concurso el proyecto de los arquitectos Herzog & De Meuron, que incluso empezó a construirse.

El documento interno que anuncia esta auténtica revolución en el ámbito de las artes escénicas españolas -y al que ha tenido acceso este diario- prevé además la creación de una red estatal pedagógica de Artes Escénicas y Musicales. Su puesta en marcha efectiva dependerá del acuerdo entre Cultura y el Ministerio de Educación.

Otra de las metas del INAEM que confirmará el ministro César Antonio Molina el lunes es la aplicación del código de buenas prácticas, por el que todo relevo en las direcciones artísticas de la futura agencia estatal se realizarán mediante concurso. También figuran en la agenda para los próximos cuatro años el desarrollo de un consejo estatal y la elaboración de la ley y el plan general de archivo, documentación y edición digital.

Aparte de esos 10 objetivos que Cultura considera primordiales, pero dentro del total de 40 que se quieren abordar, está la elaboración de un estatuto laboral para los artistas y profesionales del teatro, la danza y la música. El Ministerio de Trabajo e Inmigración sería el responsable de esta materia, sin olvidar los acuerdos sindicales previos. También queda reflejada en el documento la intención de crear nuevas unidades de producción en diferentes comunidades autónomas, así como la descentralización de las actuaciones de la Agencia Estatal. Muchos de estos proyectos y objetivos forman parte de los compromisos electorales del partido en el Gobierno.

Cuando el actual equipo del INAEM llegó a Cultura en julio del año pasado, la documentación necesaria para llevar a cabo el citado proyecto de Agencia Estatal del INAEM ya estaba elaborada, redactada y a punto de ser entregada al Ministerio de Administraciones Públicas. Es éste quien finalmente tiene que decidir sobre la idoneidad de la agencia, al margen del obligatorio visto bueno por parte del Ministerio de Economía y Hacienda. Esa documentación básica es el estatuto por el que se especifican las funciones de la agencia, la memoria de la misma y el borrador del real decreto bajo el que se amparará el nuevo organismo.

La Ley de Agencias Estatales para la Mejora de Servicios Públicos es el marco legal que deberá definir la futura Agencia Estatal de Artes Escénicas y Musicales. La ley contempla el 18 de julio como fecha tope para que el nuevo organismo quede constituido. Bajo el amparo de esa ley se han creado otras agencias, como la de la Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios, la del BOE y la de Meteorología. En total se prevé la creación de 12 agencias. En lo que respecta a la del INAEM, el Ministerio de Administraciones Públicas deberá tomar una decisión acerca de si se continúa con el proyecto o si se concede una prórroga. Eso entraría en contradicción con el plazo de ejecución previsto por el INAEM, que se ha establecido entre julio y septiembre de este mismo año.

Entre otros proyectos para este periodo que va hasta 2012 está la elaboración de un libro blanco o guía de la agencia para uso de funcionarios, artistas y profesionales. En cuanto a la elaboración del código de buenas prácticas del INAEM, se ha creado un comité de expertos, presidido por el ministro de Cultura y compuesto por 16 vocales. Entre ellos destacan profesionales de la Administración, la Universidad y el mundo del arte, además de un miembro de la Asociación de Directores de Escena (Alberto Fernández Torres), el director de un teatro (José Manuel Garrido) y el presidente del patronato de la Fundación Teatro Lírico (Gregorio Marañón y Beltrán de Lis).

La futura comisión encargada de aplicar el código de buenas prácticas se encargará de estudiar y analizar los proyectos que presenten aquellos profesionales que aspiren a dirigir una unidad de producción del INAEM. Dicha comisión estará formada, a su vez, por personas elegidas por Cultura. Esos procesos de transmisión institucional afectarán a todas las unidades del INAEM.

También se prevé la creación de un portal de Internet dedicado a las artes escénicas y de la música, semejante al ya existente sobre la danza, y un canal cultural de televisión.

Este auténtico arsenal de proyectos tenía que haber sido presentado mañana por el ministro Molina. Sin embargo, ayer mismo dicha presentación se trasladó al próximo lunes. En un principio, el acto tendría lugar en el teatro de la Zarzuela, pero dicho espacio está ocupado ahora mismo con sus actividades ya previstas. Previsiblemente, Cultura deberá presentar su gran proyecto programático en alguna sala del ministerio o en otro espacio.

Todo un gran reto, el de Juan Carlos Marset y César Antonio Molina, que para llegar a buen puerto deberá contar con el beneplácito del ministro de Hacienda, Pedro Solbes. Y es que los actuales presupuestos del INAEM no parecen dar para tanto.

Las 10 claves de una estrategia

- Creación de la Agencia Estatal de las Artes Escénicas y de la Música.

- Creación de la Ciudad de las Artes Escénicas y de la Música.

- Aplicación del código de buenas prácticas para los relevos en las direcciones artísticas de las unidades de la Agencia Estatal.

- Elaboración de la ley de las Artes Escénicas y de la Música.

- Elaboración de un estatuto laboral para los artistas y profesionales de las Artes Escénicas y de la Música.

- Elaboración de un Libro Blanco o guía de la Agencia.

- Creación de un Centro para la difusión de las Músicas

populares.

- Creación de centros nacionales en colaboración con Ayuntamientos y Comunidades autónomas: de las Artes Escénicas y de las Música Históricas, del Flamenco, Museo Nacional del Circo, Centro Internacional de Teatro Clásico.

- Creación de la Red Estatal pedagógica de Artes Escénicas y Musicales.

- Promoción de una Federación Estatal de Asociaciones de Espectadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de mayo de 2008

Más información