Enagás construirá dos gasoductos y desdoblará los tres que ya operan

El grupo argelino Sonatrach inicia la comercialización de gas en España

Enagás invertirá 652 millones de euros entre 2008 y 2012 en Cataluña para crear dos nuevos gasoductos, desdoblará los tres que ya existen y ampliar la planta de regasificación de Barcelona. El principal proyecto del plan de inversiones es la construcción del gasoducto que unirá Martorell y Figueres. La infraestructura, que costará 165 millones, finalizará en 2011. Entonces arrancará la interconexión con Francia. El presidente de Enagás, Antoni Llardén, aseguró que no se cruzará la frontera antes de 2014.

La prolongación hasta Francia, incluida en el plan estratégico que el Gobierno central debe aprobar, tendrá una capacidad de "entre cinco y siete bcm" (cada bcm se traduce en 1.000 millones de metros cúbicos de gas). El proyecto también depende de Francia. Fuentes cercanas a la firma aseguraron que ésta ya ha creado varias mesas de trabajo con su homóloga francesa para estudiar los elementos técnicos y geográficos de la conexión.

Cataluña consume anualmente el 20% de los 35 bcm que gasta el conjunto de España. La conexión, sostuvo Llardén, permitiría convertir a Cataluña en hub gasista: podría exportar el gas que procede de Argelia y de otros países en barcos metaneros e importar el del mar del Norte y de Rusia. El consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells, aseguró que las inversiones "dan motivos suficientes" para considerar que "a medio plazo las necesidades de gas estarán cubiertas".

Además de esta infraestructura, Enagas prevé desdoblar el gasoducto que va de Arboç a Barcelona, mejorar el del Besòs, desdoblar los que unen Castellnou y Paterna y crear otro entre Tivissa y Arboç. La firma desembolsará 261 millones para crear dos grandes tanques con capacidad para 150.000 metros cúbicos de gas en Barcelona. Además, Llardén explicó que se reservan alrededor de 70 millones para estudiar la construcción de un almacén subterráneo en Reus. Esta instalación, añadió, tendría fines estratégicos, es decir, se llenaría con reservas que sólo podrían usarse en caso de interrupciones del abastecimiento.

El mercado gasista catalán tiene un nuevo actor. El grupo argelino Sonatrach realizó la primera entrega de gas natural licuado (GNL) en el puerto de Barcelona a su filial Sonatrach Gas Comercializadora. Ello supone el inicio de las actividades de comercialización en España, informa Europa Press. La firma suministró 30.000 metros cúbicos de GNL para su procesamiento en la regasificadora. La primera entrega se produjo el 7 de abril, e iba destinada a su primer cliente en España, HC Energía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50