Perder la nacionalidad por una boda gay

Francia retira el pasaporte a uno de sus ciudadanos por casarse con un holandés

Frédéric Minvielle, de 37 años, ha perdido la nacionalidad francesa al casarse con su compañero en Holanda porque Francia no reconoce el matrimonio homosexual, según revela la revista francesa de la comunidad homosexual Têtu. Instalado en Holanda desde 2002, Minvielle se casó en diciembre de 2003 y adquirió la nacionalidad holandesa en 2006. Cuando se inscribió en las listas electorales del consulado de Francia en Amsterdam, a finales de 2006, para poder votar en las presidenciales francesas de 2007, descubrió que había perdido su nacionalidad de origen.

Según una convención franco-holandesa de 1985, cualquier ciudadano de uno de los dos países que adquiera la nacionalidad del otro pierde la de origen, salvo en caso de matrimonio o voluntad expresa. Así pues, dado que Francia no reconoce el matrimonio homosexual, en diciembre de 2007 Frédéric Minvielle supo por el consulado que había perdido la nacionalidad francesa y que tenía que devolver su carné de identidad y su pasaporte, algo a lo que se negó.

"No lo entendí. Me sentí realmente discriminado. En los Países Bajos, el hecho de ser homosexual es completamente normal, ser homosexual y estar casado es algo muy positivo, y que mi país, donde nací y tengo mi familia, me rechace así... Tengo la impresión de haber sido sancionado por homosexual, porque no he hecho nada malo. Estoy casado, eso es todo", relató Minvielle a France Info.

El afectado cree que, como en Bélgica y en España también está permitido el matrimonio homosexual, el problema se puede plantear más veces, por eso dice que está decidido a recurrir la decisión del Estado francés. "Es necesario que la ley cambie. No hay razón para que una mujer casada pueda conservar la doble nacionalidad y que un hombre casado con otro no pueda. Es el mismo amor, es el mismo matrimonio", argumenta.

La asociación SOS Homofobia, "escandalizada" por la decisión "especialmente humillante y simbólicamente inexcusable", ha pedido al Gobierno que devuelva a Minvielle la nacionalidad francesa. "Fichados, desprovistos de su nacionalidad, ¿cuál es la próxima etapa para los homosexuales franceses?", se pregunta la asociación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50