Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unesco reclama a Galicia candidaturas a patrimonio inmaterial

Touriño anuncia proyectos de colaboración entre París y Santiago

El director general de la Unesco, el japonés Koichiro Matsuura, animó ayer a Galicia a presentar candidaturas al patrimonio inmaterial de la humanidad, un reconocimiento semejante al que se otorga desde hace años a monumentos y lugares de todo el mundo. Lo hizo en la persona del presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, que ayer se entrevistó con él durante media hora en la sede de la Unesco en París.

El propio Matsuura explicó que durante la reunión ambos hablaron de las lenguas "y de la importancia que Galicia concede a su preservación". El responsable de la Unesco recordó a Touriño que el año próximo España tiene la oportunidad de promover una candidatura al patrimonio inmaterial de la humanidad y por esa razón le sugirió "que Galicia intente identificar algunos ejemplos para ser candidatos" a ese título, "porque es una tierra muy rica desde este punto de vista". En esta categoría entran desde las lenguas, a las manifestaciones festivas o los rituales.

Touriño agradeció la sugerencia del director general, admitió la posibilidad de aprovechar para este objetivo el trabajo ya realizado en relación con el patrimonio inmaterial galaicoportugués y se comprometió a incluir, en un memorando de colaboración con el organismo de Naciones Unidas, "iniciativas para presentar proyectos de interés" en esta materia.

El objeto del memorando que propuso Touriño, sin embargo, tiene otros objetivos. Busca "fortalecer la cooperación en un futuro inmediato" en los ámbitos educativo, científico y cultural. Y pretende dar forma a "una propuesta que, partiendo de las capacidades en rehabilitación de Santiago y en el campo arqueológico de Lugo, colaborar con Iberoamérica en la recuperación del patrimonio" de sus ciudades.

El presidente de Galicia y el responsable de la Unesco también repasaron la situación en que se encuentra la candidatura de la Torre de Hércules al título de patrimonio de la humanidad, pendiente de la decisión que tome el año que viene el comité responsable durante la reunión que ha programado en Sevilla.

La reunión con Matsuura fue el plato fuerte de la primera jornada de la visita de dos días que Touriño comenzó ayer en la capital francesa, plagada de contenidos culturales y que el presidente comenzó a media mañana entrevistándose en el ayuntamiento con la vicealcaldesa de la ciudad. Anne Hidalgo, de origen español, explicó al término de la reunión (tras la cual el presidente no admitió preguntas) el interés del municipio parisino en explorar proyectos de colaboración cultural con Santiago. El Camino, añadió Touriño en una breve declaración, y especialmente el Xacobeo 2010, deben ser la referencia que abra una relación de cooperación entre las dos ciudades, aunque no ofreció ningún detalle. Sin embargo, horas después la Xunta, a través de un comunicado, anunció para más adelante la firma de un convenio de colaboración entre ambas instituciones, así como la apertura de relaciones con los museos arqueológicos y de arte moderno de París, además de con el departamento de patrimonio de la capital francesa.

Aunque ni Touriño ni Hidalgo se refirieron a la Cidade da Cultura, la misma nota de la Xunta sostiene que ambos coincidieron en la necesidad de "construir el patrimonio cultural del futuro" aprovechando la infraestructura que se está construyendo en el monte Gaiás.

Posteriormente, Touriño firmó un "acuerdo de intenciones" con la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, para la promoción de la cultura gallega, e inauguró una exposición de la colección de arte de Caixanova. La jornada concluyó con una recepción a la comunidad gallega en la embajada de España a la que acudieron medio millar de españoles originarios de Galicia y a los que Touriño quiso rendir homenaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de abril de 2008