Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud clausura la empresa que distribuyó fármacos mal etiquetados

No fue sólo un error de etiquetaje. La distribuidora Genox Farma, que envió a una farmacia de Barcelona una sustancia tóxica rotulada como magnesio, cuando lo que contenía era manganeso, un producto tóxico, fue clausurada ayer por la Generalitat por incumplir los controles de calidad. Este envío erróneo causó la muerte de un hombre de 50 años, que murió el pasado domingo después de haber ingerido manganeso, y 25 intoxicados, uno de los cuales sigue ingresado. El administrador de la empresa, Javier Santafé, de 49 años, fue detenido el jueves por homicidio imprudente y delito contra la salud pública, y declarará hoy ante al juez.

El Departamento de Salud ordenó la suspensión cautelar de las actividades de la empresa, situada en Lliçà d'Amunt (Vallès Oriental), después de evaluar el informe de los Mossos. Éstos detectaron "varias deficiencias" en el proceso a que Genox Farma sometía las sustancias que manipulaba, que incluían productos químicos, farmacéuticos y medicamentos, además de complejos alimenticios. La empresa trataba este material de forma "rudimentaria", según fuentes de la investigación, generando "riesgos evidentes" para la salud, que se acabaron concretando el pasado domingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de abril de 2008