Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tres haciendas preparan una ligera rebaja del IRPF para mayo

Diputaciones y Gobierno impulsan la adaptación del impuesto a la inflación

Las tres diputaciones tienen ya listo un calendario para abordar una rebaja en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El Órgano de Coordinación Tributaria (OCT), que reúne a las tres instituciones forales y al Ejecutivo para consensuar las reformas fiscales, decidió ayer que planteará una adaptación de la tabla de las tarifas del impuesto a la inflación.

La rebaja del IRPF quiere adaptar la reducción de 400 euros de Zapatero

Igualmente, se fijará una rebaja en las retenciones que sirva para compensar la promesa del Gobierno central de devolver 400 euros en el IRPF a todos los contribuyentes en territorio común. Esta promesa no afecta a Euskadi y a Navarra, que disponen de competencias tributarias plenas. Dentro de su autonomía, las haciendad vascas han solido adaptar su normativa a los cambios en la imposición en territorio común, aunque siempre se han mantenido las particularidades propias.

La adaptación de las tablas de gravamen a la inflación supone dejar el impuesto en las mismas condiciones del año anterior. La inflación en 2007 ascendió a un 4,2%. Las haciendas han esperado a realizar esta adaptación hasta tener calculado el impacto de la última reforma de IRPF, que se aplicó el pasado año y cuyas declaraciones se hacen esta primavera.

El plan de las haciendas pasa por evaluar el coste real del acuerdo de rebaja fiscal, probablemente la próxima semana en una nueva reunión del OCT. Posteriormente, se llevará el acuerdo a los tres consejos de gobierno para que aprueben la propuesta y la envíen a las Juntas Generales de cada territorio para su aprobación y pueda estar en vigor en julio. Es en este mes cuando los contribuyentes verán reflejada en sus nóminas la rebaja, ya que se implementará a través de las retenciones en las nóminas. La rebaja se incluirá en la norma de medidas fiscales que cada año se aprueba para fijar distintos ajustes impositivos.

Las diputaciones no quieren hablar de acuerdo, porque la aplicación de su calendario no depende de su única voluntad. Precisa el apoyo de otras fuerzas políticas. Fuentes forales aseguran que hay un compromiso con los socialistas para pactar e impulsar de forma conjunta la reforma del impuesto. En cualquier caso, los presupuestos en Álava (gobierno de PNV, EA y Aralar) se aprobaron gracias al apoyo de los socialistas y lo mismo pasó en Vizcaya (PNV). En Guipúzcoa (PNV y EA) se logró la mayoría gracias a los votos de Ezker Batua. La necesidad de llegar a un acuerdo marca completamente la tramitación y puede dificultar la aprobación en algún territorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de abril de 2008