Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacyr asegura que Eiffage conocía la venta del 33% del grupo

La empresa francesa afirma que no existe ningún acuerdo entre ellos

El acuerdo anunciado la noche del martes por el grupo Sacyr Vallehermoso sobre la venta del 33,3% de Eiffage a un grupo de inversores institucionales franceses cuenta con el beneplácito del presidente de la constructora gala, Jean-François Roverato, y de sus abogados, según fuentes del grupo español.

Esas fuentes aseguran que los asesores legales de Roverato estuvieron en contacto con los de Sacyr el mismo martes para redactar el hecho relevante que fue entregado por Sacyr a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para notificar la operación.

Esta puntualización de Sacyr trata de salir al paso de las declaraciones realizadas ayer a France Presse por fuentes del grupo francés, en las que manifestaron que no existía ninguna negociación entre Eiffage y Sacyr.

En realidad, el acuerdo, que se conoció días después de que la Corte de Apelación de París eximiera a Sacyr de lanzar una OPA, ha sido con un grupo de inversores galos y no con Eiffage. Ese grupo está encabezado por la Caisse des Dépots y Conssignations (CDC) y los forman CNP Assurances, AGF, Axa, BNP Paribas y Groupama, alguno de ellos ya presentes en el capital de Eiffage. En la comunicación remitida al supervisor, Sacyr también señalaba que Eiffage retiraría las demandas interpuestas contra ella.

Precisamente, el mismo martes se conoció que un juez francés había bloqueado las acciones de Sacyr en Eiffage ante una demanda interpuesta por el grupo francés. Como consecuencia de esa demanda, el juez también ha citado a la empresa española a comparecer ante el juzgado en París el próximo 30 de mayo acusada de haber difundido información falsa. De acuerdo a los extremos del comunicado de Sacyr, el juez podría desistir de su petición.

En cualquier caso, Sacyr tiene previsto recurrir la decisión de inmovilizar las acciones para poder ejecutar la venta de las acciones por las que obtendría 1.953 millones de euros, con unas plusvalías cercanas a los 100 millones. Las dudas generadas por Eiffage sobre el acuerdo cambiaron la tendencia alcista de Sacyr en la Bolsa y acabó perdiendo el 3,9% en una jornada en la que el Ibex se dejó el 1,7%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de abril de 2008