Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ BLANCO | Secretario de Organización del PSOE | El debate de investidura

"Apoyaremos cualquier reforma del Estatuto vasco que sea constitucional"

Es una de las personas que más influyen en el presidente del Gobierno. A la vez que habla con los grupos parlamentarios en busca de apoyos a la investidura, asesora a José Luis Rodríguez Zapatero sobre el nuevo Ejecutivo.

Su trayectoria como secretario de Organización del PSOE es exitosa, y él mismo se piropea por ello: dos elecciones generales, la primera de ellas desde la oposición tras la peor crisis de su partido en democracia, y dos victorias claras. José Blanco (Palas de Rei, Lugo, 1962) anda ahora enfrascado en negociaciones con todos los grupos para garantizar estabilidad al segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Intenta poner en valor el leve incremento de escaños que el PSOE recogió el 9-M pero es consciente de que les faltan siete diputados para garantizarse la tranquilidad en todas las votaciones del Congreso.

Pregunta. ¿Por qué han cedido al PNV un puesto en la Mesa del Congreso y seis senadores para que formen grupo en el Senado? ¿Por qué no han tenido esa generosidad con IU, por ejemplo?

"El retraso viene de lejos. Los medios judiciales son insuficientes"

"Creo que se debería renovar el mandato a Cándido Conde-Pumpido"

"Me sorprende que el PP hable de renovar con Rajoy, que perdió dos veces"

"El Consejo del Poder Judicial ha hecho política y no las funciones asignadas"

Respuesta. Hay una tradición democrática de hace más de 30 años sobre la presencia en la Mesa de los grupos de la Cámara. Siempre ha habido pluralidad. Siempre ha estado CiU y han venido alternándose PNV e IU. Ahora la diferencia es que el PNV tiene grupo e IU, no.

P. IU tiene el triple de votos...

R. Lo que cuenta, en este caso, son los diputados. Y tradicionalmente prestamos senadores a CiU y PNV para que conformen grupos parlamentarios en el Senado. Por tanto, no es una situación nueva. Es lo de siempre, y además lo hemos hecho sin pedir nada a cambio. Porque entendemos que la sociedad española es plural y en los órganos de gobierno de las Cortes debe estar representada esa diversidad. La sociedad nos mandó un mensaje de entendimiento y diálogo porque no nos dio la mayoría absoluta para gobernar en solitario.

P. Usted pidió al PP generosidad para ceder puestos en la Mesa y anunció represalias si el PP no era generoso. No lo han sido. Ahora, el PP reclama cuatro presidencias de comisiones parlamentarias apelando a la costumbre histórica. ¿Se las darán?

R. Uno no puede corresponder a quien no corresponde. Le decimos al PP, con todo respeto, que el derecho a presidir comisiones viene derivado de tener número suficiente de apoyos para poder presidirlas. Se ha autoexcluido de un acuerdo de conjunto y cuando uno se autoexcluye no puede pedir a los demás que le resuelvan sus problemas.

P. Hablaba antes de los mensajes del 9-M. ¿Cree que la sociedad les mandó el mensaje de que se entiendan más con CiU y con el PNV que con el PP?

R. Nuestra voluntad de diálogo es inequívoca. El entendimiento con el PP no sólo es conveniente sino necesario en asuntos de Estado. En la legislatura pasada no fue posible por una estrategia premeditada del PP de no acordar. No sabemos si será posible ahora. No olvidemos que quien dirige la estrategia del PP es el mismo que la dirigía durante los pasados cuatro años. Mariano Rajoy es el responsable de la crispación y de las dos derrotas electorales consecutivas del PP. Por eso me sorprende que ahora se hable de renovación en el PP.

P. ¿Confía en que se pueda desbancar a los 15 alcaldes de ANV que gobiernan en minoría en municipios vascos?

R. Quien no condena el terrorismo no puede seguir al frente de una institución. Nosotros trataremos de acordar con las fuerzas democráticas la sustitución de estos alcaldes.

P. ¿Cree en la palabra de Iñigo Urkullu, presidente del PNV, cuando anuncia que apoyará mociones de censura contra esos alcaldes de ANV?

R. No tengo razón alguna para desconfiar de la palabra de Urkullu. A partir de una decisión que adoptaron les hemos hecho ver que no era posible un marco de diálogo con el PSOE si con su actitud mantenían al frente de una institución, como la alcaldía de Mondragón, a una persona que no ha condenado el atentado terrorista ni el comunicado de ETA en un lugar donde un compañero nuestro ha sido asesinado sólo por el hecho de ser del Partido Socialista.

P. ¿Urkullu le ha dado a usted personalmente garantías de que el PNV apoyaría la moción de censura en Mondragón?

R. Ante una interpelación mía, Urkullu me aseguró que su partido apoyaría la moción de censura en Mondragón.

P. Y después se encontró con el anuncio contrario de Egibar...

R. Eso me obligó a tener una nueva conversación con Urkullu y el PNV ha adoptado una decisión de todos conocida.

P. ¿La responsabilidad de que una alcaldesa de ANV esté al frente de Mondragón no es del Gobierno socialista, que no quiso impugnar la mitad de las candidaturas de ANV en 2007?

R. Estamos en un país donde funciona el Estado de derecho y hay unas leyes que hay que respetar. Quiero recordarle que, en otras ocasiones, hemos visto cómo el Tribunal Constitucional rechazaba ilegalizar candidaturas que se habían impugnado en función de determinados informes. Y lo hizo porque no había elementos probatorios suficientes para vincular a los candidatos con la organización ilegalizada. Las decisiones se tienen que sustentar en base a pruebas y hechos fehacientes y no apoyándose en meras suposiciones o intuiciones.

P. A juzgar por lo ocurrido en Mondragón con ANV, parece que consiguieron burlar el Estado de derecho. ¿Lo consideran ustedes un fracaso? ¿Hacen autocrítica sobre esta cuestión?

R. Siempre hay mecanismos que pueden fallar y aquí hay una evidencia constatada: frente a la actuación del terrorismo, ANV no condena los atentados. Bueno, pues de acuerdo con la Ley de Partidos eso es motivo de ilegalización y es una razón más para entender que el proceso de ilegalización de ANV en marcha tiene sustento suficiente como para que se resuelva favorablemente.

P. ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar para ampliar el autogobierno de Euskadi?

R. Lo que permita nuestro ordenamiento jurídico y la Constitución. Ni más ni menos. Apoyaremos cualquier reforma estatutaria que se tramite de acuerdo con las leyes, que emane de los Parlamentos y que respete la Constitución.

P. Si pudiera formular un deseo, ¿con quién desearía garantizarse la estabilidad esta legislatura, con CiU o con el PNV?

R. No hemos desbrozado todavía los planteamientos políticos de las dos fuerzas que usted ha citado para ver con cuál tenemos un mayor grado de aproximación. La investidura es el comienzo, no el final de la legislatura. Vamos a tratar de preservar nuestro programa, nuestra autonomía de proyecto. En todo caso, CiU y PNV se han caracterizado a lo largo de la democracia por corresponsabilizarse con la gobernabilidad del país. Vamos a tratar de buscar ese mínimo común denominador que haga factible un acuerdo más amplio.

P. ¿Han descuidado ustedes la atención a la Administración de Justicia hasta el punto de conducirla a una situación de atasco, desbordamiento y desidia?

R. Siempre se puede hacer más en un ámbito en el que hay un cierto deterioro derivado sobre todo de asuntos que han generado gran alarma social. A pesar de que hemos incrementado durante la legislatura pasada el número de jueces y fiscales, y les hemos dotado de más medios y recursos, es evidente que todavía no es suficiente y, como consecuencia de ello, hay un retraso que viene de lejos. El caso Mari Luz ha generado gran alarma social. Hay que llegar hasta el final para depurar la responsabilidad que pudiera haber. Estoy seguro de que este dramático caso no tiene nada que ver con el hecho de que los medios no sean suficientes. Siempre puede haber un error, que es humano. Por otro lado, en esta etapa el Consejo General del Poder Judicial ha hecho política, labor para la que no ha sido elegido, y ha descuidado las funciones propias del organismo.

P. ¿Apoya la propuesta del PP para subir penas a pederastas?

R. El PP siempre recurre ante situaciones como ésta a su estereotipo favorito, que es subir las penas. En este caso concreto, el problema no es que se suban o no las penas, sino que se cumplan. Aquí falló la premisa básica: un ciudadano que debía estar cumpliendo su pena no estaba en la cárcel por una dejación de responsabilidad por parte de alguien. Lo que hay que hacer es trabajar para que los condenados cumplan su condena y, luego, no descarto que debamos reflexionar sobre si las penas establecidas en el Código Penal para este supuesto son suficientes o no. Creo que endurecer las penas por endurecerlas como salida a una situación no arregla los problemas de fondo.

P. ¿Cree que el Gobierno debe renovar al fiscal general, Cándido Conde-Pumpido?

R. No es mi estilo dar indicaciones al Gobierno sobre lo que tiene o no tiene que hacer. Si me pregunta sobre la evaluación del trabajo del fiscal general, yo creo que ha hecho un gran trabajo. Si la renovación o no de un cargo se hace según el trabajo que ha desempeñado, creo que se le debería renovar el mandato.

P. Cuando llegaron al Gobierno en 2004 lo hicieron con la bandera de "no al trasvase del Ebro"; ahora los socialistas catalanes levantan la bandera de "sí al trasvase del Segre", que es un afluente del Ebro. Por otro lado, está el trasvase Tajo-Segura: los socialistas castellano-manchegos piden en su Estatuto que se le ponga fecha de caducidad. ¿En qué quedamos? ¿Puede aclararnos este sudoku hídrico?

R. No, en qué quedamos, no. El partido tiene una posición clara en relación con la política del agua, la que forma parte de nuestro programa. Cuestión diferente es lo que se esté planteando desde determinados territorios, las ambiciones que tengan los castellano-manchegos o el Gobierno de la Generalitat...

P. De su mismo partido...

R. Sí, sí, pero son aspiraciones legítimas de Gobierno porque, en el fondo, lo que tenemos aquí es un problema de sequía. Tenemos que ver cuáles son las fórmulas para dar soluciones más allá de la coyuntura. Y hemos llegado a una conclusión: trasvasar agua entre cuencas no resuelve los problemas de sequía. El PP ha hecho mucha demagogia con este tema. Bajo su mandato, los cortes del suministro a los ciudadanos eran habituales en algunos territorios. En esta legislatura no se ha cortado el suministro ni un solo día en ninguna parte del territorio.

P. ¿Qué va a votar el PSOE en el Congreso respecto a la derogación del trasvase Tajo-Segura que pide Castilla-La Mancha?

R. Cuando se debata el Estatuto formularemos nuestra posición. En todo caso, comprendemos la posición a futuro que hace Castilla-La Mancha, entendemos que el trasvase no es una solución definitiva pero que hay que garantizar el agua a determinadas zonas hasta que otras alternativas no estén plenamente desarrolladas. Están entrando en funcionamiento desaladoras, se están acelerando proyectos del programa AGUA... Resolver el problema de fondo va a ser una prioridad del Gobierno.

P. ¿El PSOE está de acuerdo, como dijo el presidente Zapatero, en que en Cataluña se multe a los comerciantes que no rotulen en catalán o en Galicia a los que no rotulen en gallego?

R. El PSOE está de acuerdo en que se cumplan las leyes.

P. ¿Le gusta esa ley?

R. Es que es la misma ley que ha funcionado siempre. No se pueden sacar las cosas de contexto. Gallego, euskera y catalán son idiomas cooficiales y hay que tener respeto por ellos. En nuestro país no hay un problema de lenguas. Algunos quieren que lo haya para dificultar la convivencia.

"No sé si abandonaré la política en esta legislatura"

El secretario de Organización del PSOE no espera ser ministro y aunque le ha ido especialmente bien en su mandato no garantiza su continuidad en política.

P. Si le llama el presidente Rodríguez Zapatero para ofrecerle un ministerio, ¿qué le va a decir?

R. No creo que me llame.

P. ¿Y si le llama?

R. Siempre respondo a sus llamadas pero, mire, yo formo parte de un equipo, me siento muy reconocido y tengo claro que hay vida después de la política.

P. Dijo antes de las últimas elecciones que tenía "perfectamente prefijado" el momento en el que abandonaría la política.

R. Sí, lo tengo perfectamente prefijado.

P. ¿Es inminente?

R. No, inminente no es. Si piensa que va a ser en el próximo mes, le diré que no.

P. ¿Ni en esta legislatura?

R. Bueno, en esta legislatura no se sabe. Hay más cosas además de la política. Mis ambiciones personales han sido colmadas. Me siento muy reconocido por el partido y por quien lo dirige y creo, modestamente, que he hecho una contribución importante a lo que ha significado el PSOE en estos ocho años.

Sin De la Vega, dos escaños menos

Pregunta. Madrid y Valencia son los puntos débiles del PSOE. ¿Qué hacen ustedes tan mal en esos territorios?

Respuesta. No me parece que sea exactamente así. El PSOE en Madrid y en Valencia obtuvo en torno al 40% de votos. Es un gran apoyo. Hemos tenido mayorías absolutas en España con bastante menos apoyo en Madrid del que tenemos ahora. Tenemos que hacer una reflexión de fondo sobre esas comunidades pero no sólo sobre liderazgos y personas sino estructural, de lo que debe representar el socialismo en esos territorios, de cómo tiene que organizarse. El PSOE lo quiere hacer, y lo va a hacer.

P. ¿Por qué funcionaron tan mal las candidaturas encabezadas por ministros?R. No estoy de acuerdo, funcionaron muy bien. Lo que conocemos ahora es el resultado final, lo que desconocemos es el punto de partida. Un ejemplo: si María Teresa Fernández de la Vega no hubiera encabezado Valencia, nos hubiéramos quedado en cinco o seis diputados, y no siete como hemos alcanzado...

P. Ella aspiraba a ocho.

R. Bueno, uno siempre tiene la ambición de mejorar el resultado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de abril de 2008

Más información