El Gobierno central acepta soterrar hasta 25 kilómetros de la MAT

El mediador europeo Monti dice que el suministro eléctrico en Girona es "crítico"

El Gobierno central acepta soterrar 25 kilómetros correspondientes al tramo fronterizo con Francia de la línea de muy alta tensión (MAT). El secretario de Energía del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Ignasi Nieto, afirmó que espera que con esta concesión se desencalle el proyecto. No obstante, rechazó soterrar el resto de la infraestructura, entre Sentmenat y Santa Llogaia d'Àlguema.

"Las arcas públicas no lo pueden pagar y tampoco se puede abrir la puerta a soterrar en otros puntos del Estado", justificó Nieto, informa Natalia Iglesias. El ex comisario y mediador europeo Mario Ponti presentó ayer su informe sobre la interconexión eléctrica entre España y Francia. En él, Monti sopesa, entre otras, la posibilidad de soterrar la MAT.

En el trabajo, entregado al Departamento de Economía de la Generalitat y presentado en Girona, no se determina cuál es el mejor trazado para la interconexión ni si ésta debe llevarse a cabo de forma aérea o soterrada. La propuesta sobre estos extremos se comunicará antes del verano, en otro informe. Sí se destaca la "necesidad de reforzar la interconexión". "El suministro de la región de Girona está en una situación crítica actualmente y se agravará aún más en el futuro, con la evolución del consumo, si no se realizan los refuerzos adecuados en la red"; es decir, la línea de alta tensión.

Asimismo se advierte de que el sistema es "insuficiente", teniendo en cuenta el "muy fuerte crecimiento de la demanda de las dos últimas décadas, que ha llegado a dupicarse en algunas regiones fronterizas", y se pone de manifiesto que la interconexión potenciaría el fuerte desarrollo que están experimentando las energías renovables en España, puesto que daría más "seguridad" al sistema eléctrico y no se requeriría la construcción de tantas centrales de reserva. Y entre otras "ventajas", se señala: "La capacidad de transporte entre Francia y España permitiría un acercamiento de los precios hacia un valor global más bajo".

Un apartado del informe se dedica a la situación del suministro eléctrico en Girona. Es demoledor: el aumento del consumo obliga a importar el 75% de su gasto, casi la mitad de su suministro depende de una sola línea (Vic-Juià) y la desconexión de dicha línea por un posible incidente provocaría el corte del suministro a 350.000 clientes.

El consejero de Economía, Antoni Castells, destacó, tras la entrevista con Monti, la "complementariedad" de la interconexción con los trabajos de la línea de alta tensión y pidió "consenso político" entre los gobiernos español y francés sobre el trazado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción