Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Si no hay contrato, no hay padrón

Dos alcaldes del PP se niegan a empadronar a inmigrantes sin trabajo

Los hijos de Amar Amjris ya van al colegio. Después de casi un mes sin entrar a la escuela, el alcalde de Fresnedillas de la Oliva (1.439 habitantes), Antonio Reguilón (PP), ha aceptado incluir a Amjris en el padrón municipal y así los niños ya pueden ir a la escuela. Pero una decena de inmigrantes sigue sin poder empadronarse. El alcalde les pide un contrato de trabajo, pese a que la ley sólo exige acreditar que se vive en la localidad.

Casi la mitad de la población en Fresnedillas es inmigrante (42%), la mayoría (19%) marroquí. Eso le convierte en el municipio con más extranjeros de la región. "Es una situación complicada y hay que gestionarlo con cuidado", aduce el alcalde. Reguilón asegura que la única intención del Consistorio es establecer un control: "Si seguimos así, mañana se querrán empadronar en cuevas. Sólo les pido una propuesta de trabajo para saber a qué vienen aquí".

Y así se lo ha hecho saber en varias ocasiones a Ahmed Aknouch, de 25 años. Para Aknouch es "una injusticia". Su padre vive en Fresnedillas desde 1994. Con él estuvo empadronado durante unos años hasta que se marchó a Ávila a trabajar. "Ahora que he vuelto, no me deja empadronar", se lamenta. Regresó porque vivir en Fresnedillas es más barato que en la ciudad. "Pago 230 euros por mi casa", explica. El imán, Mohamed Aazibov, tampoco puede empadronarse. El alcalde le niega ese derecho porque "un local no es una vivienda", en referencia a la mezquita donde vive el imán.

"Esto es racismo puro y duro", denuncia Raquel Abella, concejal del PSOE. Apunta a que la medida de Reguilón es influencia de Mario de la Fuente, el alcalde de la población vecina de Robledo de Chavela (3.599 habitantes), también del PP. Fuentes del centro de salud de la localidad aseguran que no pueden atender a muchos inmigrantes porque no están empadronados y, por tanto, no tienen tarjeta sanitaria. De la Fuente se negó a hacer declaraciones.

El sábado la Asociación de Trabajadores e Inmigrantes Marroquíes en España (ATIME), PSOE e IU se solidarizaron con los inmigrantes de Fresnedillas asistiendo a una manifestación en la localidad para exigir al alcalde que cumpla la ley.

El consejero de Inmigración, Javier Fernández-Lasquetty, negó ayer que Reguilón no esté empadronando a inmigrantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de abril de 2008