Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat rebaja un euro los contratos para burlar la ley

El 70% de los informes de asesoría externa se adjudican de forma directa

La Generalitat de Cataluña rebajó el pasado año hasta un céntimo de euro el precio de los informes que encargó a asesores externos a la Administración para esquivar la obligación de convocar concurso público. La Ley de Contratos de las Administraciones exige tres ofertas distintas para los contratos de cuantía superior a 12.000 euros y un concurso para los que rebasan 30.000 euros. Pues bien, el Gobierno tripartito de izquierdas llegó a fijar el precio de algunos encargos en 11.999,99 euros, como uno del Departamento de Agricultura, que dirige el socialista Joaquim Llena, sobre la redacción del anteproyecto de la Ley de Suelo Agrario.

Todos los departamentos sin excepción practican esta triquiñuela legal de reducir en varios euros o menos el importe de sus contratos y burlar así la legislación. Los departamentos de Vicepresidencia (Josep Lluís Carod-Rovira), Obras Públicas (Joaquim Nadal), Agricultura (Llena) y Gobernación (Joan Puigcercós, hasta hace días) fueron los que más utilizaron este recurso el año pasado, tanto para informes técnicos como de asesoría en comunicación. El vicepresidente Carod usó ese truco para la mitad de los contratos. Agricultura y Acción Social rebajaron también en unos euros el 22% de sus contratos.

Otra forma de sortear la Ley de Contratos es licitar proyectos de menos de 12.000 euros. O trocear un mismo dictamen en dos o tres partes, con lo que el precio queda dividido y el consejero de turno puede adjudicarlo a dedo. Carod, por ejemplo, adjudicó todos, absolutamente todos sus proyectos, a dedo: ninguno superaba la barrera de los 12.000 euros.

Y el Departamento de Cultura, también en manos de Esquerra Republicana, encargó dos proyectos de estudio para arreglar el tejado de su sede. Según figura en una respuesta parlamentaria al Partido Popular, Cultura pidió a la empresa Valeri Consultores la "redacción del proyecto" de la obra que costó 8.137 euros y otro informe con el título "Estudio tejado", por valor de 6.353 euros. Los dos proyectos suman 14.480 euros, con lo que la Generalitat hubiera tenido que pedir tres ofertas públicas a distintas empresas.

En 2007, el Gobierno catalán gastó más de 32 millones de euros por un total de 1.565 informes encargados a empresas y particulares ajenos a la Administración. El 70% de estos informes se adjudicaron de forma directa, sin solicitud de ofertas ni concurso, pues su precio fue inferior a los 12.000 euros. En el listado facilitado por la Generalitat al PP figuran los títulos de los 1.565 informes pagados en 2007. En ellos hay algunos realmente curiosos. Cultura pagó 4.930 euros para que le fabricaran una nube tridimensional con la que adornar una vía romana.

Nube 3D

En el listado facilitado por la Generalitat al PP figuran los títulos de los 1.565 informes pagados en 2007. En ellos hay algunos realmente curiosos. El Departamento de Cultura pagó 4.930 euros para que le fabricaran una nube tridimensional con la que adornar una vía romana. El tratamiento del archivo del centro español en Moscú le costó 8.500.

Turismo desembolsó 156.000 euros por un genérico "plan de proyecto sobre una ruta de los orígenes". En cambio, para la ruta de la Guerra de la Independencia pagó sólo 11.950 euros. El Departamento de Gobernación encargó por 11.583 euros un estudio titulado "Definición y desarrollo de webs en casos de éxito".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de marzo de 2008

Más información