Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera hacia la Casa Blanca

La CBS demuestra que Clinton falseó su viaje a Bosnia en 1996

Las imágenes de televisión revelan que no hubo peligro en su visita

¿Suponía la entonces primera dama que no habría imágenes suyas y de su hija Chelsea aterrizando en el aeropuerto de Tuzla (Bosnia) el 25 de marzo de 1996? ¿Era creíble que el servicio secreto consagrado a la seguridad del presidente de Estados Unidos y su familia hubiera permitido una arriesgada maniobra de aterrizaje bajo fuego cruzado y disparos de francotiradores?

MÁS INFORMACIÓN

Ambas cosas debieron ocurrir a juzgar por la tajante descripción hecha por Hillary Clinton en dos ocasiones durante su campaña, una el 29 de febrero en Waco (Tejas), y la segunda la semana pasada cuando dijo: "Recuerdo haber aterrizado bajo el fuego de francotiradores, no hubo ceremonia de recepción y nos dijeron que corriésemos hacia nuestros vehículos, eso fue lo que sucedió".

Ahora, días después de maquillar su experiencia en política exterior, ha tenido que dar marcha atrás y reconocer que sus comentarios no fueron "precisos". "Fui a más de 80 países. He escrito sobre ellos en mi libro. Y si he dicho algo, porque digo muchas cosas, millones de palabras cada día, si he dicho algo que contiene un pequeño error, se trata de eso, de un malentendido, algo dicho sin querer", explicó la candidata demócrata a la nominación para la Casa Blanca.

Clinton ha tenido que reaccionar después de que se hiciese público un vídeo de la cadena de televisión CBS en el que se la ve claramente descender relajada del avión para ser recibida con dos besos por una niña de ocho años. Cierto es que en el momento del viaje, aunque la guerra de Bosnia había acabado, seguían las hostilidades. Pero no es menos cierto que el vídeo de la CBS prueba que la primera dama no sufrió ningún peligro.

Su rival Barack Obama aseguró en un comunicado que Clinton hizo el comentario que hizo en un intento más de exacerbar su experiencia diplomática.

El vídeo de la CBS contradiciendo a Clinton es una prueba más de que la candidata no acaba de culminar una mala racha que empezó la semana pasada con la noticia de que ni las primarias demócratas de Michigan ni las de Florida se repetirían, dejándola en la posición de inferioridad en la que actualmente se encuentra.

Según la última encuesta de Gallup, Obama se sitúa por delante de Clinton con un 48% frente a un 45%. En la misma línea, Reuters-Zogby dan ventaja a Obama con un 47% frente al 44% que otorgan a Clinton.

Si Clinton parece no remontar, su contrincante parece haber sobrevivido al fantasma del racismo iniciado con la publicación de las escandalosas declaraciones de su pastor Jeremiah Wright. El candidato negro fue elogiado por el discurso en el que denunció el racismo y la división que existe en Estados Unidos. Luego llegó la mejor noticia, con la que acabó la semana, cuando el gobernador hispano de Nuevo México, Bill Richardson, -hombre de confianza de los Clinton- le ofreció su apoyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de marzo de 2008