Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP designa senador a un ex alcalde imputado por corrupción

El PP impuso ayer con su mayoría en las Cortes Valencianas la elección como senador territorial de un ex alcalde investigado por supuesta corrupción. Alfonso Ferrada, que encabezó el gobierno local de Burriana (Castellón) hasta mayo de 2007, está imputado por supuestos delitos de prevaricación, malversación, cohecho y atentado contra la ordenación del territorio en relación con la aprobación de un plan urbanístico en su etapa como alcalde. El PP celebró la elección con aplausos.

La designación de Ferrada como senador es el resultado de la decisión del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, de colocar en la lista al Congreso por Castellón a Andrea Fabra, hija del presidente provincial del PP, Carlos Fabra, también investigado por la justicia. La ahora diputada electa ocupaba en el Senado el puesto que asume ahora Alfonso Ferrada.

El ex alcalde de Burriana contó sólo con los votos del PP. Los socialistas votaron en blanco, y el grupo de Compromís, que exhibió pancartas de protesta, entregó papeletas nulas. Camps, de viaje en Roma para una audiencia hoy con el Papa, no asistió a la votación. El portavoz parlamentario socialista, Ángel Luna, comparó la actuación del presidente de la Generalitat y del PP con la mafia, en la que el "jefe de la familia que ordena el asesinato nunca está presente en el lugar del crimen", en referencia a la ausencia de Camps.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de marzo de 2008