Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Desaparece un gran luchador por la democracia

La "esperanza decepcionada"

Hace dos meses, Josep Benet escribió como colofón al prólogo de sus memorias, que esta semana se ponen a la venta, una pesimista visión del momento histórico que vive Cataluña y las perspectivas que, a su juicio, se le abren. Dice así:

"Termino la redacción de este prólogo cuando estoy a punto de cumplir 88 años. De éstos, unos 40, prácticamente la mitad, he tenido que vivirlos bajo regímenes españoles que han perseguido la identidad nacional de mi patria, con el propósito de convertirla en una región subordinada a la nacionalidad mayoritaria en el Estado español, que tiene la capital en Madrid. Una cuarentena de años en los que he debido dedicar esfuerzos y sacrificios para gozar de lo más elemental -lengua propia e identidad nacional propia- que los otros pueblos tienen sin que nadie se lo discuta. Al desaparecer el franquismo, con la transición a la democracia, pareció que la situación cambiaría y que sería posible que las diferentes naciones que componen el Estado español viviesen pacíficamente, respetándose sus identidades y hablas. Han transcurrido treinta años, y esta esperanza está siendo decepcionada. Vuelven los ataques brutales contra Cataluña, su identidad nacional, su idioma y su economía. Vuelve a sembrarse el odio contra Cataluña. En muchos momentos me parece leer y oír textos anticatalanes de ayer, de los tiempos de Franco y de más atrás. No nos engañemos, la ofensiva actual tiene un objetivo claro: aprovechar la globalización para aniquilar la nación catalana en un plazo relativamente breve. advertir del peligro de muerte que asedia a la nación catalana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de marzo de 2008