Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Mozilla quiere aplastar a la competencia

Una nueva versión del navegador gratuito Firefox saldrá antes del verano

El dragón de Mozilla quiere arrasar en todo el mundo con su software libre y gratuito. La empresa prepara la tercera versión de Firefox, el segundo navegador para Internet más usado en el mundo, que lanzará a los usuarios antes del verano. Ya tiene una versión de prueba disponible en la web.

Mozilla, que cuenta con unos 125 millones de usuarios en todo el mundo, nació en 1998 como iniciativa de la empresa informática Netscape. El Firefox es la joya de su corona. Sólo ellos son capaces de hacer sombra al Explorer del gigante Microsoft. Su descarga es gratuita desde la web y está disponible en 30 idiomas, entre ellos, castellano, catalán, gallego, euskera. En Europa, según la consultora especializada XiTi, lo utiliza de media el 28% de los internautas. Es muy popular en Finlandia y en Polonia, donde los adeptos a la empresa son el 45,5% y el 42%, respectivamente. Dos de cada diez usuarios lo eligen en España.

El navegador Firefox es el único que hace sombra al de Microsoft. Cuenta ya con unos 125 millones de usuarios en todo el mundo

Las descargas de sus productos no se pagan, pero esto no le impidió ingresar en 2006 cerca de 66,8 millones de dólares, un 26% más que en el ejercicio anterior, gracias a donaciones, la venta de merchandising y de algunas aplicaciones.

"Es difícil de predecir cuál será la aceptación, pero desde que lanzamos la primera versión los usuarios han aumentado entre dos y tres veces, así que esperamos muchas descargas",

comenta John Lilly, presidente ejecutivo de la compañía. Cuando en noviembre de 2006 lanzaron la versión 2.0 de su explorador, las primeras 24 horas dos millones de internautas se lo descargaron.

Su nuevo producto, Firefox 3.0, es, según la empresa, una versión más rápida, más segura y más personalizable. Desde finales de 2007 han ido saliendo versiones alpha y beta (de prueba) en la página, para que los miembros de su comunidad puedan ir puliendo errores. Cerca de medio millón ha hecho recomendaciones. "Es difícil desgranar las iniciativas de la plantilla y de los voluntarios", comenta Lilly, que calcula que los no profesionales aportan sobre el 40% de la programación al navegador. El nuevo presidente, que no planea cambios drásticos para la empresa, reconoce que ahora también empiezan a invertir más en tiempo en "aplicaciones para móvil y servicios innovadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de marzo de 2008