Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de Lleida expulsa a un diácono al que acusa de ser gay

La decisión del obispo administrador apostólico de Lleida, Xavier Salinas, de suspender de sus funciones al diácono de origen colombiano José Víctor Ortiz por supuesta homosexualidad ha provocado un profundo malestar entre los feligreses de la parroquia de Sant Jaume, donde trabajó dos años a plena satisfacción de su rector, Jordi Pardell. El párroco cree que el diácono es inocente y afirma que le defenderá "hasta la muerte".

El 17 de octubre, Salinas comunicó al diácono que le apartaba de toda función clerical, le expulsaba de la casa sacerdotal donde residía y le prohibía realizar cualquier actividad de apostolado, de catequesis o litúrgica "por su conducta sexual inadecuada, de escándalo permanente y de atentado contra el sexto mandamiento".

El Obispado de Lleida dijo ayer a través de su portavoz que Salinas no hará ningún comentario al tratarse de un tema interno de la Iglesia que se encuentra en los tribunales eclesiásticos. El diácono recurrió ante la Congregación para los Clérigos de Roma acompañado de escritos y cartas de apoyo de feligreses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de marzo de 2008