Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Violencia machista

Los partidos lanzan nuevas medidas tras la muerte de cuatro mujeres

Zapatero convocará, si gana, a todas las autonomías para un pacto de Estado

Hasta ahora, el asunto de la violencia de género no había entrado en ninguno de los mítines de Mariano Rajoy, aunque sí lo mencionó de pasada en el debate del lunes para atacar a José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, ayer, después de los cuatro asesinatos de la víspera y los dos apuñalamientos de ayer, el líder del PP decidió arrancar el acto en Tenerife con esta cuestión: "Ayer [por el martes] fueron asesinadas en España cuatro mujeres. Quiero condenar estos hechos, y transmitir mi solidaridad, como cualquier persona decente. Y decir algo más. No llega con una ley, se necesitan juzgados, policías y medidas preventivas. No voy a pasar por ahí, me voy a ocupar de esto y seré implacable y absolutamente contundente". Desde la otra punta de España, en Pontevedra, Ana Pastor, la secretaria ejecutiva de Política Social del PP, fue más concreta: propuso al PSOE "un gran pacto de Estado".

Rajoy mencionó ayer por primera vez en un mitin la violencia de género

Zapatero, que sí ha hecho referencia a la violencia de género en todos sus mítines, aunque no en el debate del lunes, lanzó ayer en Barakaldo (Vizcaya) un compromiso: la primera decisión que tomará si vuelve a la presidencia será convocar a todos los presidentes de las comunidades autónomas de España para establecer una política de Estado, global y concertada, contra la violencia de género.

Ayer, en Barakaldo, como el día anterior en Palma y el anterior en Sevilla, Zapatero clamó: "No puedo estar tranquilo ni conforme hasta que no logremos erradicar esa lacra intolerable que es el machismo criminal, que parte de una concepción indeseable de que las mujeres son inferiores".

Zapatero tenía previsto hacer el anuncio esta semana, pero la muerte de las cuatro mujeres le empujó a adelantar su compromiso. Esta acción coordinada del Gobierno central y los Gobiernos autónomos es perfectamente compatible con el pacto de Estado que propuso el PP, pero las autonomías son imprescindibles porque tienen transferidas competencias en políticas sociales y deben aportar fondos para casas de acogida, programas de inserción laboral y de enseñanza, entre otras materias, según el PSOE.

El candidato de IU, Gaspar Llamazares, que en lo que va de campaña tampoco había hecho apenas referencias a la violencia machista en sus mítines, aseguró ayer en Málaga que su "primer compromiso" en la próxima legislatura será "revisar a fondo la ley de violencia de género", informa Fernando J. Pérez. Se mostró partidario de mantener las medidas penales de la legislación, pero abogó por hacer hincapié en "más medidas culturales, educativas, sociales y laborales que den más autonomía e igualdad a las mujeres".

Llamazares aseguró que ese texto legal, aprobado en 2004, es "una gran ley", pero tiene "aspectos que mejorar". Se refería el líder de IU a la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género aprobada en 2004, al poco de llegar Zapatero al Gobierno. El PP la apoyó, aunque discutió bastantes cuestiones. Pero desde entonces ha criticado muchas veces que la ley no se aplica bien por la falta de dinero para poner en marcha nuevos juzgados y porque faltan policías especializados.

Ana Pastor lanzó ayer otra propuesta más: conceder microcréditos a las mujeres que sean víctimas de malos tratos "para que puedan vivir donde crean conveniente y empiecen una nueva vida con sus hijos, alejadas de sus maltratadores", informa Lara Varela. Pastor cree que es imprescindible que el consumo de drogas o alcohol no sean atenuantes a la hora de juzgar al agresor, que las sanciones por quebrantamiento de las órdenes de alejamiento sean tramitadas a través de juicios rápidos y planes personalizados para las víctimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de febrero de 2008