Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa a la delegación de ocultar la delincuencia

El consejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, calificó ayer de "vergonzoso e impresentable" el balance de seguridad de la delegada del Gobierno, Soledad Mestre, en tanto que "miente y oculta" la realidad de la "inseguridad" que existe en la región.

En rueda de prensa, Granados aseguró que, al declarar que la inseguridad se ha reducido en la Comunidad, la delegada del Gobierno "ataca la inteligencia de los madrileños y pretende tomarles el pelo", ya que "no hay nadie que se crea" que Madrid es hoy una región más segura.

"Zapatero se cree que con tensión, con trampas y mentiras se puede ocultar la realidad de la inseguridad que existe en Madrid, pero no cuela porque la gente sabe que la inseguridad ha aumentado de forma escandalosa", dijo en referencia al presidente del Gobierno.

Granados cree que la delegada del Gobierno está tomando "por tontos" a los madrileños y que es "imposible que un Gobierno que trata de mentir y ocultar la realidad esté capacitado para arreglar" la situación de inseguridad que vive Madrid.

Además, exigió a Mestre que "se deje de juegos de artificio y de trileros" y "presente datos en papel oficial del Ministerio del Interior". Como ejemplo del interés del Gobierno en "maquillar" los datos sobre seguridad en Madrid, el consejero explicó que hay policías nacionales que, en aplicación de la Ley de Extranjería, están haciendo detenciones sin parar en las entradas al metro y soltando a los detenidos en media hora "porque el único objetivo que tienen es engordar las estadísticas de detenciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2008