La Agencia de Seguridad Aérea nace con 35 millones

Lanzar antes de las elecciones la Agencia de Seguridad Aérea (ASA) ha supuesto una lucha "a brazo partido", según el director general de Aviación Civil, Manuel Bautista. Ayer, el Gobierno aprobó su Estatuto, que le atribuye la gestión de la seguridad (inspecciones) y derechos de los pasajeros, para lo que contará con 360 empleados y 35,65 millones este año, que salen del Presupuesto de la actual dirección general (44,5). Ésta se quedará con unos 80 funcionarios y las competencias de política aérea (convenios bilaterales, normativa).

Uno de los principales motivos para crear la ASA es disponer de instrumentos para contratar profesionales (pilotos, ingenieros) fuera de la Administración, para incrementar el escaso número de inspectores de vuelo.

La Agencia, que se prevé que tenga que buscar una sede propia, debe estar constituida el 2 de junio, y en los tres primeros meses deberá elaborar el contrato de gestión por tres años. Bautista explica que además de la financiación pública, la ASA dispondrá del dinero de las sanciones (1,88 millones en 2007), tasas y consultorías.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS