POEMAS DE MELANCOLÍA Y DESPEDIDA | El legado de un escritor

NO HAY PRISA

Deja que pasen estos días,

deja que pasen estos años,

y entretanto

agradece el regalo de la luz

del cielo de diciembre,

tan discreta

que es casi sólo transparencia,

no ofende y es muy bella.

Deja que pasen estos años,

son pocos ya,

sé paciente y espera

con la seguridad de que con ellos

habrá pasado

definitivamente todo.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de febrero de 2008.

Lo más visto en...

Top 50