Reportaje:

'Juno' transforma en comedia el debate del aborto

El filme 'indie' del año logra una gran taquilla y cuatro selecciones a los Oscar

De entrada, la premisa de Juno parece abocada a la polémica, con su protagonista de 16 años embarazada y enfrentada al dilema de qué hacer con su estado. La sorpresa es que Juno ha sabido ganarse tanto a los que defienden el derecho a la vida como los que abogan por el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo. Y sin polémica, simplemente con su humor y la frescura demostrada, Juno también se ha ganado al público y a los miembros de la Academia, capaces de incluir esta pequeña comedia indie entre las candidatas al Oscar a la mejor película en una edición en la que domina el drama.

Ha sido proclamada la Pequeña Miss Sunshine del año aunque su alcance, al menos en la taquilla estadounidense, la supera: ya va camino de los 100 millones de dólares de recaudación para una cinta realizada por 7,5 millones (5 millones de euros). Tres nombres son culpables de este éxito: su realizador, Jason Reitman; su guionista, Diablo Cody, y la protagonista, Ellen Page. Tres nombres que también demuestran un cambio generacional dentro de la industria. Reitman tiene 30 años y es hijo del director de Los cazafantasmas, Ivan Reitman. Cody tiene 29 años y éste es su primer guión tras una carrera como bailarina de striptease. Y Page no pasa de los 20, vive en Halifax (Canadá) y en casa no tiene más que una bicicleta como medio de transporte.

Más información

Los tres aspiran al Oscar en sus respectivas categorías, aunque todos ellos expresan como mayor alegría haber podido hacer una comedia de un tema tan serio. Y con una protagonista, Juno, "una chica que habla a las claras y que no pide disculpas", resume Page, que compara su papel con el de otro adolescente de cine: el Antoine de Los 400 golpes.

Juno tiene más humor y un lenguaje más actual gracias a Diablo Cody, nombre de guerra de Brook Busey. Ella es la autora de un guión al que Reitman sólo puso pegas porque el director de Gracias por fumar no quería hacer comedias de adolescentes. "Pero en cuanto comencé a leerlo me pareció el trabajo más original y maravilloso que había leído", afirma comparando el sentimiento al que vivió con "Reservoir dogs, el primer trabajo de Kevin Smith o el primer Wes Anderson". "Viví como una misión hacerlo realidad", confiesa sobre el guión de una debutante que sólo había escrito la novela Candy girl sobre sus propias experiencias en el mundo del erotismo. Juno también tiene mucho de personal, y de optimismo. "El mejor ejemplo es el de la madrastra de Juno, alguien malvado por definición y, sin embargo, la persona que planta cara en defensa de su hija adoptiva", comenta la escritora.

En el caso de Page, Reitman asegura que fue la única actriz que consideró para el papel, en la que vio madera "de Jodie Foster en Taxi driver". A excepción de Cody, la única probable ganadora del Oscar de las cuatro candidaturas de Juno, sería muy extraño que Reitman o Page consiguieran la estatuilla. Lo mismo ocurre en la categoría de mejor película. Sin embargo, sus carreras están aseguradas. Page ya está trabajando en otro filme indie, Jack and Diane, centrado en una joven lesbiana enamorada en Nueva York, y Reitman retoma su colaboración con Cody en la serie The United State of Tara, una producción de Steven Spielberg para la tele.Tres nombres que demuestran un cambio generacional en la industria

Ellen Page, en un fotograma de<i> Juno.</i>
Ellen Page, en un fotograma de<i> Juno.</i>

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 31 de enero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50