La recuperación de los suelos contaminados costaría 1.800 millones

El Gobierno aprueba un plan hasta 2012 con una inversión de 25,5 millones

La recuperación de suelos contaminados parece una tarea imposible en Euskadi. El último cálculo es que puede haber más de 3.000 hectáreas afectadas (el 6% de la superficie de la comunidad autónoma) y que la inversión para sanear y recuperar estos terrenos supera los 1.800 millones de euros.

Expertos señalan que se requerirían 180 años para finalizar la limpieza
Los ecologistas censuran la falta de estudios completos de áreas afectadas
Más información
Los proyectos de regeneración se iniciaron hace 14 años

La recuperación de suelos contaminados parece una tarea imposible en Euskadi. El último cálculo es que puede haber más de 3.000 hectáreas afectadas (el 6% de la superficie de la comunidad autónoma) y que la inversión para sanear y recuperar estos terrenos supera los 1.800 millones de euros. El problema es que la regeneración es lenta: en los últimos siete años, cuando se ha aplicado un plan sistemático de recuperación, apenas han quedado limpias 270 hectáreas. Y el nuevo plan aprobado por el Gobierno hasta 2012 prevé una inversión pública de 25,5 millones, el 1,4% de esos 1.800 millones calculados por el Departamento de Medio Ambiente.

Con este ritmo, expertos medioambientales resaltan que se requerirían 180 años para finalizar las labores de recuperación, con loque el problema pasaría a las siguientes siete generaciones. El Gobierno asegura que en las dos últimas décadas ha habido "avances muy significativos" y cita la primera ley de Prevención y Corrección de la Contaminación del Suelo, en vigor desde 2005, y que obliga a los responsables de los terrenos tóxicos a pagar su limpieza. La normativa prevé multas de 1,2 millones de euros y el cierre definitivo de la actividad que cause la contaminación. A ello une el inventario de suelos potencialmente contaminados elaborado en 1998 y la construcción de las dos celdas de seguridad del pesticida lindane en el aeropuerto de Loiu y el monte Argalario, en Barakaldo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el último Consejo de Gobierno de 2007, el Ejecutivo aprobó el segundo plan de suelos contaminados, con vigencia hasta 2012. Por vez primera -hasta ahora siempre se ha hablado de suelos potencialmente contaminados, que alcanzan casi 7.900 hectáreas- se estima que la superficie contaminada oscila entre las 1.279 y la 3.120 hectáreas, lo que equivaldría a entre el 2,7% y el 6,5% de la superficie útil del País Vasco.

El Departamento de Medio Ambiente señala que en las investigaciones de la calidad del suelo realizadas se detectó un riesgo para la salud humana en el 12% de los emplazamientos.

El plan contempla tres líneas de actuación: mejora de la información de los suelos, una coordinación interinstitucional y la prevención y recuperación. La inversión total de 25,5 millones se considera como "motor para captar fondos de otras administraciones y del sector privado".

El proyecto, calificado de "plan de buenas intenciones" por los ecologistas, es censurado por la falta de objetivos concretos. "Además, se vincula las recuperaciones del suelo a los usos urbanísticos, es decir, a la especulación. Los suelos que se han ido recuperando se han vinculado a proyectos como el de Max Center, Megapark", critica Carlos Alonso, de Ekologistak Martxan.

Alonso censura también que no haya un estudio actualizados de los suelos afectados. "Si no sabemos lo que tenemos, ¿cómo vamos a recuperarlos?". "Y encima no hay medios económicos suficientes y lo fían a la actividad privada".

Terrenos de la antigua química Sefanitro en Barakaldo, con suelos potencialmente contaminados, donde se harán viviendas.
Terrenos de la antigua química Sefanitro en Barakaldo, con suelos potencialmente contaminados, donde se harán viviendas.TXETXU BERRUEZO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS