Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush pide al Senado que apruebe las medidas urgentes

El Gobierno de Estados Unidos, a través del secretario del Tesoro, Henry Paulson, instó ayer al Senado a aprobar rápidamente el plan de estímulo de la economía de su país, por valor de 150.000 millones de dólares (102.200 millones de euros), sin tocar su contenido.

En una entrevista con el canal de televisión Fox News, Paulson dijo esperar que la Cámara Alta dé su visto bueno al paquete, que consiste en rebajas temporales de impuestos para contribuyentes y empresas, antes del 18 de febrero, la fecha que ha marcado el líder de los demócratas en esa cámara, Harry Reid. Con ello, los contribuyentes comenzarían a recibir los cheques de reembolso en mayo.

Otras propuestas

El plan fue acordado por Paulson, en nombre del Ejecutivo, y los líderes demócratas de la Cámara de Representantes, pero sus colegas en el Senado han pedido que se le añadan otras medidas.

El secretario del Tesoro defendió ayer el proyecto tal y como está. "Éste es un acuerdo diseñado con mucho cuidado. Si se empiezan a colocar cosas nuevas, se parecerá a un árbol de Navidad y se atrasará el proceso", dijo en la entrevista. "No creo que el público estadounidense vaya a tener mucha paciencia por nada que lo retrase", añadió.

Algunos legisladores han sugerido extender el seguro de desempleo, los subsidios a la alimentación para los pobres, los gastos en infraestructura, las transferencias a los Estados y ayudas para pagar las cuentas de la calefacción. Estas iniciativas previsiblemente aumentarían el volumen del plan. Paulson defendió su monto actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de enero de 2008