Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión de investigación del 'caso Guateque' la presidirá el PP

La oposición rechaza la decisión de los populares por mermar la imparcialidad

La expectación creada en torno a la comisión que investigará el caso Guateque no tuvo ayer, sin embargo, una respuesta equiparable. Los representantes de los grupos políticos del Ayuntamiento -Manuel Cobo (PP), David Lucas (PSOE) y Ángel Pérez (IU)- se reunieron en Junta de Portavoces para decidir cuáles serían las reglas del juego de esa investigación sobre la supuesta red de cobros ilegales por la concesión de licencias municipales, el caso de corrupción más importante de la historia del Ayuntamiento de Madrid.

Cobo: "El Gobierno y el Partido Popular no tenemos nada que ocultar"

Tras unos escasos 45 minutos de reunión, el resultado fue el siguiente: la comisión la formarán siete conejales (cuatro del PP, dos del PSOE y uno de IU), y paralizará sus trabajos durante la campaña electoral para las elecciones generales del 9-M. Fue lo único en lo que se pusieron de acuerdo. Pero, nada más salir de la Junta, el vicealcalde, Manuel Cobo, ya anunciaba que la comisión de investigación la presidirá un popular (sin dar un nombre) y que la portavocía de su grupo la llevaría Miguel Ángel Villanueva, el concejal de Economía y Empleo.

Las críticas de la oposición no se hicieron esperar. El portavoz del grupo socialista, David Lucas, aseguro que el hecho de que la Junta de Portavoces no hubiera acordado ningún otro aspecto de la Comisión, salvo la composición de la misma, y que, antes de conocer otros detalles, el vicealcalde Manuel Cobo avanzara que el presidente será un popular era "un muy mal precedente porque me temo que el PP pretende ejercer el rodillo para decidir quiénes van a comparecer y cómo van a ser las sesiones". Lucas esperaba que la Junta sirviera para determinar los mecanismos de funcionamiento, "pero el PP se ha negado a hablar de ello", dijo.

Desde IU también se criticó la decisión unilateral del PP sobre el presidente de la comisión, aunque su portavoz, Ángel Pérez, se mostró satisfecho de que fueran siete sus miembros "por una cuestión de agilidad y eficacia".

Y, del mismo modo que el PP se negó a dar el nombre de quién será el presidente, en el PSOE decidieron mantener en secreto hasta la semana que viene quiénes serán sus dos concejales. El único caso claro era el de IU que, con un sólo miembro en la comisión, será el propio Pérez el que acuda a las sesiones, que se convocarán, en principio, dos veces por semana pudiéndose producir relevos entre los concejales de cada grupo.

La semana que viene, serán los grupos quienes comuniquen al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, los designados, para mantener una reunión con él en la que precisamente lo primero que se decidirá es quién será el presidente de la comisión. Todos los grupos estuvieron de acuerdo en empezar cuanto antes.

No obstante, Lucas anunció que pedirá que la presidencia sea para un socialista, algo que es ya "una tradición" instalada en el Ayuntamiento para dar "más objetividad y transparencia" a este tipo de trabajos. Y Cobo insistió en que "el Gobierno y el Grupo Popular no tenemos nada que ocultar".

Lucas le tomó la palabra y reclamó que las sesiones fuesen públicas y que los votos particulares queden reflejados. Los socialistas, como anunciaron el jueves, pedirán las comparecencias de las concejales de Urbanismo y Medio Ambiente Pilar Martínez y Paz González (ex responsable del área); pero también las de los presidentes de las Juntas de Distrito implicados; de los directores generales, de los gerentes y de los cargos de confianza. Según señaló el propio Lucas, "no están obligadas a comparecer, pero quedarían en evidencia si no lo hacen".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2008