Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP propone dejar el IRPF en tres tramos y bajar el tipo máximo al 40%

Rajoy presenta en Barcelona el programa económico sin la presencia de Pizarro

Como si de un rompecabezas se tratara, el PP va componiendo pieza a pieza, con cuentagotas, su programa de rebajas fiscales. Y sus dirigentes aseguran que las piezas -léase ingresos del Estado- van a cuadrar porque la recaudación, dicen, va a incrementarse el 10% anual.

En su paquete de propuestas en materia económica, que ayer presentó en Barcelona el líder de los populares, Mariano Rajoy, aparece en un lugar destacado la simplificación de los tramos del impuesto sobre la renta. Los tipos quedarían reducidos a tres (20, 30 y 40%), uno menos que en la actualidad.

Rajoy aportó ayer un poco de luz -no mucha- a una propuesta de gran gancho electoral en la clausura de unas jornadas sobre política económica y fiscal a las que no acudió el fichaje del PP en esta materia, el ex presidente de Endesa, Manuel Pizarro. "Problemas de agenda", se limitaron a comentar desde el partido.

La principal novedad que plantea el PP afecta a los tramos que se aplican en el IRPF, es decir, el porcentaje que el contribuyente paga en impuestos en función de sus ingresos. El tipo máximo, que ahora se sitúa en el 43%, bajaría tres puntos, lo que beneficia sustancialmente a las rentas más altas. El mínimo bajaría del 24% al 20%.

Sin concreción

En la actualidad existen dos tramos medios, del 28 y del 37%, que quedarían reducidos a uno sólo (30%) y que suponen el grueso de los ingresos de Hacienda pues afecta a las clases medias, mayoritarias en España. Pero ni Rajoy ni Juan Costa -artífice del programa económico- aclararon cómo piensan aplicar estos tipos medios -si la correción sería al alza o a la baja-. Tampoco precisaron la afectación que tendrá en el bolsillo de los contribuyentes y sobre la recaudación tributaria. Rajoy sólo señaló, a modo de reclamo publicitario, que la simplificación de los tipos -la mayor desde que se creó el impuesto- permitiría que cuatro de cada diez ciudadanos estuvieran exentos de declarar a Hacienda.

Los populares entienden que estas medidas, junto a la rebaja de cinco puntos del impuesto de sociedades, serían suficiente para reactivar la economía española y supondrían un incremento notable -del 10% anual a partir del segundo año de aplicación de la reforma- de los recursos públicos.

El PP, además, plantea reducir el 40% la base de cálculo de las deducciones por hijo, cónyuge, persona a cargo o discapacitados en la declaración de renta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2008