Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:Las películas de la semana

La vida mata

festivales.

La cinematografía alemana llevaba décadas sin poder medirse con el canon de excelencia definido por su generación de los setenta -Wenders, Fassbinder, Herzog, Syberberg- hasta que el rumor de la emergencia de un nuevo cine alemán se confirmó en el circuito de festivales. Nombres como los de Fatih Akin, Christian Petzold, Wolfgang Becker o Florian Henckel, definen un estimulante momento creativo, en el que el cuestionamiento de la identidad colectiva, la indagación histórica y la formulación de nuevos registros realistas no ha estado reñida con el estratégico conocimiento de las armas de seducción del cine contemporáneo.

SHENSUCHT (NOSTALGIA)

Dirección: Valeska Grisebach.

Intérpretes: Andreas Müller, Ilka Welz, Anett Dornbusch, Erika Lemke.

Género: Drama. Alemania, 2006.

Duración: 85 minutos.

Sehnsucht (Nostalgia), segundo trabajo de Valeska Grisebach, encabezó con merecimiento el palmarés del Festival de Gijón en su edición de 2006. Hiperrealista historia de adulterios trágicos en una pequeña población rural, la película contempla a sus actores no profesionales con esa mirada humanista que este crítico suele echar de menos en la frialdad entomológica de, por ejemplo, un Bruno Dumont.

Grisebach no está nunca por encima de sus personajes, individuos comunes con estados carenciales de afecto para los que el amor puede abrir la puerta a la catástrofe. La película se abre con un accidente de tráfico que esconde un pacto suicida y se cierra con una coda insospechada que es toda una lección de lucidez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de enero de 2008