Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

11.000 personas engrosan la lista de espera en los dos últimos años

Casi 8.000 enfermos de traumatología esperan tres meses para ser operados

La lista de espera quirúrgica en la sanidad pública regional necesita un chequeo urgente. El número de enfermos pendientes de entrar en quirófano ha pasado en los dos últimos años (entre el 30 de septiembre de 2005 y 2007) de 29.734 personas a 40.793, un 37% más. Los plazos de espera, por su parte, prácticamente doblan los 30 días que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, prometió en la campaña electoral de 2003. Aguirre se comprometió a dimitir si "algún madrileño esperaba más de 30 días para ser operado en la sanidad pública". La demora media actual es de 53 días laborables (casi 70 si se tienen en cuenta los festivos).

El PP 'inauguró' los nuevos centros en la campaña electoral de 2007

El líder socialista madrileño acusa a la presidenta de volver a "mentir"

Los problemas (ver cuadro de la página 2) se concentran en algunas especialidades como traumatología, en la que 7.963 personas esperaban el pasado 30 de septiembre 76 días laborables (más de tres meses si se incluyen los festivos) para que se realizara la intervención quirúrgica prescrita por sus médicos especialistas.

Estos datos pueden observarse en la página de Internet www.listadeesperamadrid.org, son oficiales y dejan en mal lugar las campañas publicitarias y discursos de autobombo con los que el Gobierno de Aguirre presume que ha dado por cumplida su promesa electoral.

Esta aparente contradicción entre datos y palabras se debe al particular sistema que la Comunidad de Madrid ha creado para contabilizar las listas de espera en la región. Tras llegar al poder en 2003, Aguirre cambió las reglas del juego y creó un nuevo sistema de contabilidad de los pacientes que incluye y que excluye de la lista de espera oficial. La nueva contabilidad del Gobierno regional ha llevado a paradojas como que, de los 40.793 pacientes que en septiembre de 2007 esperaban para ser operados, sólo 13.138 (un 32,2%) estaban incluidos en la lista de espera oficial. Más de 27.000 habían quedado excluidos. De ellos, un 32,6% lo han sido por mantenerse fieles a su médico de la sanidad pública y rechazar ser derivados a clínicas privadas. El otro 35,2%, 14.352 personas, son enfermos a los que su médico especialista ha prescrito la intervención, pero a los que el anestesista aún no ha podido atender.

La exclusión de este último grupo de pacientes ha sido el punto más polémico de la gestión de las listas de espera del Gobierno de Aguirre, ya que todas las demás comunidades autónomas incluyen al enfermo en la lista en el mismo momento en el que el médico especialista prescribe la intervención quirúrgica. Todo ello ha costado a Madrid ser desde diciembre de 2005 la única comunidad excluida del cómputo nacional de listas de espera.

Según el Ministerio de Sanidad, el Gobierno de Aguirre "manipula los datos para que éstos parezcan mejor de lo que son". La Consejería de Sanidad madrileña, por su parte, siempre ha defendido la legalidad de su contabilidad de las listas.

Los datos ofrecidos por Sanidad en su página de Internet también contradicen las afirmaciones del Gobierno regional de que ningún madrileño espera más de 30 días para ser intervenido en la sanidad pública.

La página incluye un cálculo, denominado Demora media prospectiva, que es el tiempo que tardarían los recursos actuales (hospitales públicos y clínicas privadas concertadas) en intervenir quirúrgicamente a todos los enfermos en espera. Como los hospitales y clínicas concertadas son siempre los mismos, este índice ofrece el dato más cercano a la realidad sobre la situación de las listas de espera, según todos los expertos consultados.

Según los datos de Sanidad, la Demora media prospectiva se situaba el pasado 31 de septiembre en 53 días. Las diferencias entre especialidades, sin embargo, son importantes. La peor es la de traumatología, en la que un total de 7.963 pacientes esperan una media de 76 días (sin contar festivos) para ser sometidos a la intervención quirúrgica. Entre las operaciones que acumulan mayores demoras, le siguen otorrinolaringología (63 días, 2.858 pacientes) y cirugía pediátrica (60 días y 1.742 niños en espera). Las esperas más reducidas se producen en cirugía torácica (28 días y 118 pacientes), dermatología (34 días y 1.278 personas) y ginecología (37 días y 2.046 enfermas).

Pese a estos datos, la situación el pasado 30 de septiembre era ligeramente mejor que la del trimestre anterior, cuando los pacientes en espera eran 42.246 y la espera media de 55 días.

Por otra parte, Esperanza Aguirre anunció ayer que en un mes serán abiertos "todos los nuevos hospitales a excepción del Puerta de Hierro de Majadahonda" y que dos meses más tarde, en abril, los seis centros funcionarán a "pleno rendimiento". Sólo está ya abierto el séptimo, el de Valdemoro

Aguirre, que ya inauguró los nuevos hospitales antes de las pasadas elecciones autonómicas sin que ninguno haya entrado en servicio, hizo estas declaraciones a dos meses de otras elecciones, las generales, y en medio de la polémica por el constante colapso que viven las urgencias de los hospitales públicos de la región.

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, replicó a la presidenta que "ya está bien de mentir a los madrileños". "Mintió en el mes de mayo, cuando había elecciones autonómicas, y unos días antes inauguró de forma virtual unos hospitales que siguen cerrados. Y ahora quiere volver a engañar a los ciudadanos", criticó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de enero de 2008