Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:las colecciones de EL PAÍS

El corte Mariscal

Un cuchillo diseñado por el artista, mañana por un euro

"La primera vez que me propusieron diseñar la cubertería me quedé un poco confuso: '¿qué hace EL PAÍS distribuyendo utensilios de cocina?'. Luego entendí que la cocina es algo muy cultural. Ese tipo de cultura que es la comida me hizo entender que se podía hacer algo que ayudase a cortar, a degollar, a triturar, a hacer pedacitos pequeños una berenjena y disfrutar de lo que uno cocina". Desde su estudio en Barcelona, Javier Mariscal (Valencia, 1950) desgrana, con la placidez con la que disfrutaría de una buena comida, cómo se embarcó en la creación de una cubertería para los lectores de EL PAÍS. En los cubiertos se podía palpar y disfrutar de una asimetría que como el propio Mariscal afirmaba hace unos meses "está por todas partes".

"La cocina es algo muy cultural. Quería algo para ayudar y disfrutar"

"Tenían que ser para todo el mundo, nada elitista"

EL PAÍS lleva de nuevo la asimetría a la cocina con una colección de cuchillos y utensilios creados en exclusiva por el diseñador valenciano. La primera entrega, el cuchillo de queso, podrá conseguirse mañana por sólo un euro al comprar el diario.

Después del éxito de la cubertería completa de 60 piezas y los 10 utensilios para servir la mesa diseñados por Mariscal, los lectores podrán completar su mesa y su cocina con 20 utensilios de cocina "ideados para ayudar".

"Cuando diseñas estás añadiendo identidad pero también estás ayudando a hacer el día a día más agradable. Lo bonito es que uno haga las ensaladas y el otro, una coliflor con bechamel al horno". El artista cuenta que en su casa siempre hay mucha gente y que todo el que va y viene "cocina, corta, rebana...". Uno se imagina al propio Mariscal en una casa enorme, rodeado de amigos, "haciendo de pinche" y con delirantes utensilios entre manos.

Las entregas de cubiertos se realizarán en estuches individuales, igualmente diseñados por Mariscal. Y el resto de entregas de la colección se venderá a 2,95 euros, con la siguiente mecánica: cada lunes, miércoles y sábado aparecerá un cupón que servirá para conseguir las dos piezas comprando el diario al día siguiente. Además, cada viernes se publicará un cupón comodín válido para sustituir a cualquiera de los cupones del lunes, miércoles o sábado de la semana siguiente.

"Tenían que ser para todo el mundo, nada elitista. Debía crear utensilios para cortar bien el pan, el pescado o para quitarle la vida a una zanahoria. Y una buena paleta para sacar las croquetas del aceite. Algo que te ayudara", matiza dulcemente el artista que sobrevivió y se reinventó tras parir a Cobi, la mascota de Barcelona 92 y ahora está embarcado en un sinfín de proyectos: desde muebles infantiles al diseño de la imagen de bancos y empresas u hoteles.

La colección incluirá entre otros: cuchillo de queso, jamonero, pelador, afilador, cuchillo de pan, de untar, espumadera, espátula grande o de wok, tenedor chuletero o de pasta, tijeras, cuencos, abrebotellas, cortador de lonchas queso... "Quizá todos estos aparatos deberían ser antes que la cubertería. El primero debería haber sido una cesta para ir al mercado a hacer la compra y luego todo lo demás para la cocina. Y luego todo lo que entra en la mesa. Deben ayudar a hacer las tareas. No es lo mismo cortar mantequilla que jamón".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de enero de 2008