_
_
_
_
La precampaña electoral

Zapatero tacha de poco patriótico al PP por causar alarmismo económico

Propone afrontar la desaceleración con "medidas racionales" y diálogo social

Luis R. Aizpeolea

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negó ayer tajantemente que la economía española esté en crisis y acusó al PP de "poco patriótico" por "crear un alarmismo injustificado", que "puede perjudicar las expectativas económicas".

Lo hizo en una intervención en el foro Nueva Economía, ante un millar de asistentes, muchos de ellos empresarios, a los que trató de inyectar confianza, con una profusión de datos, sobre el futuro de la economía española.

Más información
El presidente al nuncio: "Cada uno, en su sitio"
El PP no satisfará las exigencias de la Iglesia en aborto, divorcio y bodas gays

Aclaró que "ninguna de las tensiones actuales" de la economía, como las turbulencias financieras o las subidas del petróleo y materias primas es consecuencia de la política económica del Gobierno. En cambio, defendió la gestión del Ejecutivo en esta legislatura se ha ganado la credibilidad para otros cuatro años. Tras reconocer que la herencia que dejó el PP fue "aceptable", Zapatero destacó que en esta legislatura el crecimiento ha superado en un punto al de la etapa de Aznar, se han creado tres millones de empleos y hay en las cuentas públicas un superávit inédito en democracia.

Señaló que ante el repunte de la inflación al 4,3% -cifra que se alcanzó cinco veces con Gobiernos del PP- y el menor crecimiento del empleo, la solución no radica en "un decreto ley brutal sino en una política racional y de diálogo con los agentes sociales". Insistió en que la economía está en buenas condiciones de afrontar la desaceleración porque "[España] es la octava potencia mundial, ha avanzado en convergencia en renta per cápita con la UE y ha superado a Italia, con el objetivo de alcanzar a Francia, con un récord de 20 millones de ocupados y una tasa de paro del 8%". Vaticinó que a partir de marzo la inflación irá bajando hasta el 3% y España seguirá creciendo al 3%.

En ese marco, Zapatero adelantó sus principales objetivos económicos para la siguiente legislatura: pleno empleo, con la meta de una reducción de la tasa de paro al 7%; aumento de la renta per cápita; incremento de la productividad; reducción de las cargas administrativas de las empresas al 25%; simplificación fiscal; supresión del impuesto de patrimonio; propuesta de reforma del IRPF para aliviar las rentas de trabajo; aumentar la inversión en investigación y desarrollo; nuevas medidas sociales de acceso a la vivienda...

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Precisó que sus propuestas se acompañarán en el programa electoral de "un cuadro macroeconómico y de una financiación específica por proyecto".

Rodríguez Zapatero, durante la intervención en la que explicó sus prioridades económicas.
Rodríguez Zapatero, durante la intervención en la que explicó sus prioridades económicas.EFE

Objetivos 2004-08

- Creación de dos millones de empleos.

- Aumento de la renta per cápita y de la productividad.

- Reducción en un 25% de las cargas administrativas de las empresas.

- Reducción del paro al 7%.

- Más inversión en I+D+I

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_