La precampaña electoral

El PP no satisfará las exigencias de la Iglesia en aborto, divorcio y bodas gays

Rajoy no derogará las leyes socialistas ni tocará la interrupción del embarazo

Casi 10 días después de la concentración organizada por los principales obispos españoles, y tras varias preguntas de distintos periodistas, Mariano Rajoy dejó claro en TVE que no piensa satisfacer ninguna de sus reclamaciones. El líder del PP, que no acudió a ese acto en defensa de la familia cristiana -apenas un par de dirigentes conocidos lo hicieron, a pesar de que la gran mayoría de la dirección la componen católicos practicantes como Rajoy- aclaró que no piensa derogar el llamado divorcio express ni tocar la ley del aborto.

Los populares temen el voto de castigo de la comunidad homosexual
Más información
De la Vega acusa a la Iglesia de "faltar a la verdad" y "vulnerar el respeto al Parlamento"
Los populares quieren hacer de España la quinta economía

En cuanto a la derogación del matrimonio homosexual, una de las principales reclamaciones de la concentración en la plaza de Colón de Madrid -la que dominaba las pancartas y la que protagonizó la intervención del Papa desde Roma con una conexión en directo con los concentrados en España-, tanto Rajoy, como Ángel Acebes o Pío García-Escudero aclararon ayer que el PP no piensa abolir esa ley socialista. El líder popular fue el que se mostró más ambiguo, ya que, a sólo dos meses de las elecciones, sostuvo que la decisión de su partido atenderá al "criterio de oportunidad". Evitó así cualquier compromiso sobre esta reclamación de la Iglesia.

La incomodidad del PP con este asunto queda en evidencia cada vez que alguien pregunta a un dirigente. Acebes se quejó de que el Gobierno pretende "enredar al PP" en esta polémica. En plena precampaña, cuando la oposición aspira a ampliar su espacio electoral, enfrentarse al voto gay implica un grave riesgo, por eso el PP sostiene que es mucho más importante hablar de economía que de modelos de familia.

Derogar esa reforma socialista podría suponer un problema para todos los que ya se han casado -unas 8.000 parejas, según el Ministerio de Justicia-. La plataforma católica Hazte Oír, muy activa en Internet, asegura haber recabado ya 7.000 firmas para el siguiente texto dirigido a Rajoy: "Comprométase a recuperar el matrimonio en España. Diríjase, por primera vez, a los votantes que apuestan por la familia, como yo. Prometa que hará todo lo posible para derogar la ley que destruye el matrimonio en España, al equiparar esa institución milenaria, fundamento de la sociedad, con las uniones homosexuales. En caso contrario no cuente conmigo ni con mi voto".

Rajoy explicó ayer que "sólo hay tres países en el mundo donde a las uniones entre personas del mismo sexo se llamen matrimonio" y consideró que "hay que pensar que las personas que defienden que no se le llame matrimonio también tienen un criterio muy digno de respetar". El líder del PP recordó que su partido ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional porque cree que las uniones entre personas del mismo sexo no deben llamarse matrimonio. Los populares evitan en todo momento comprometerse a tomar una decisión política y prefieren que sea el Constitucional quien decida. Por tanto, si este tribunal asume la norma, el PP no la tocará.

El jefe de la oposición fue mucho más claro sobre la reforma para agilizar el divorcio, muy criticada por la Iglesia. Si gana, aseguró, no tiene "pensado hacer cambios importantes" en esa ley.

Respecto al aborto, otra de las grandes quejas de la concentración de Colón, el PP tampoco tiene intención de tocar una norma que permanece intacta desde 1985, cuando fue aprobada por un Gobierno socialista. Los populares nunca promovieron ninguna iniciativa para reformarla, ni siquiera en sus ocho años de Gobierno, cuatro con mayoría absoluta. Ante la polémica tras las detenciones de responsables de clínicas abortistas por realizar prácticas abusivas, Rajoy señaló que lo que él haría si llegara a gobernar sería "garantizar que se cumpla la ley", porque cree que ahora no se hace en todos los casos.

De izquierda a derecha, José Ignacio Echániz, María Dolores de Cospedal, Juan Costa, Ana Pastor, Miguel Arias e Ignacio Astarloa. Detrás, Manuel Lamela, Soraya Sáenz de Santamaría, Esteban González Pons, Alberto Núñez-Feijóo y Javier Fernández Lasquetty.
De izquierda a derecha, José Ignacio Echániz, María Dolores de Cospedal, Juan Costa, Ana Pastor, Miguel Arias e Ignacio Astarloa. Detrás, Manuel Lamela, Soraya Sáenz de Santamaría, Esteban González Pons, Alberto Núñez-Feijóo y Javier Fernández Lasquetty.EFE

La Iglesia pide

- "Antonio Cañizares, arzobispo de Toledo y cardenal":Es una realidad evidente que la familia está acosada" por "leyes como el divorcio exprés, aquéllas que están contra la vida, o desfiguran la verdad de la familia que está asentada sobre el matrimonio único e indisoluble entre hombre y mujer, o leyes que suponen la desaparición en el Código Civil del matrimonio".

El PP niega

- "Mariano Rajoy: "No tengo pensado hacer cambios importantes en la ley del divorcio". Tampoco se modificará la ley del aborto, "lo que debe hacer el Gobierno es garantizar que se cumpla". Sobre el matrimonio homosexual Rajoy aplicará "el criterio de oportunidad del momento" y esperará a lo que diga el Tribunal Constitucional sobre el recurso que presentó el PP.

SIN PAPELES PARA EVITAR FILTRACIONES

El secretismo que rodea la elaboración del programa electoral del PP, que dirige Juan Costa, ha llegado hasta el extremo de que en la reunión de dos días en Sigüenza (Guadalajara) para pulir el programa electoral, ninguno de los miembros del comité que lo redacta ha manejado papel alguno para evitar que pudiera haber filtraciones a la prensa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS