Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Crisis de consumo

Se quejan, con razón, los comerciantes de que en estas fiestas han descendido mucho sus ventas. No podía ser de otra manera, cuando un número creciente de hogares tienen que dedicar la mayoría de sus ingresos a pagar unas desorbitadas hipotecas de las viviendas. El haberse triplicado y más su precio -que no su valor- en pocos años no sólo ha constituido el mayor abuso y expolio a la ciudadanía que conoce nuestra historia reciente, sino que, por eso mismo, ha sustraído el ladrillo demasiados ingresos a los sectores agrícolas, industriales y de servicios, abocándoles a una crisis cada vez más insoportable en un tan desequilibrado circuito económico. No es de extrañar que cada día los expertos nacionales e internacionales nos alerten del problema, y que las calles de todas España se llenen de manifestantes que, como volverán a protagonizar este domingo 23 de diciembre, hacen patente su protesta ante lo que nunca debiera haber sucedido con un elemento de primera necesidad como la vivienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2007