Los profesores volverán a puntuar con notas en escuelas e institutos

La medida busca que los padres conozcan mejor la evolución de sus hijos

La revisión a que está sometida la educación traerá otro cambio inmediato: las escuelas volverán a introducir las notas de calificación a la hora de evaluar a los alumnos, y los institutos, además, volverán a evaluar a los estudiantes con puntuaciones numéricas, desde el 0 hasta el 10.

La escala del insuficiente, suficiente, bien, notable y excelente regresará, así, a las evaluaciones al final de los tres ciclos de Primaria desde este mismo curso. Y en Secundaria irán acompañadas por las clásicas notas.

El "necesita mejorar" y "progresa adecuadamente" seguirán como ayuda

Se mantienen el "necesita mejorar" y "progresa adecuadamente", aunque se considera que aisladamente dan poca información sobre la marcha de los alumnos y por eso se amplían con las nuevas mediciones. Esta forma de puntuar a los alumnos se utiliza desde hace décadas. Hace tres lustros fue introducida con la ley educativa conocida como LOGSE. Y en Secundaria desaparecieron las notas numéricas y se puntuó con la escala del insuficiente hasta el excelente.

Pero la realidad se impuso y bastantes profesores y maestros han seguido para su fuero interno puntuando a la antigua, es decir, con un número. Ahora el Departamento de Educación parece haberse imbuido del espíritu de aquella histórica frase del ex presidente del Gobierno español Adolfo Suárez cuando, en puertas de la transición, afirmó: "Hay que convertir en real lo que ya es real a nivel de calle", sólo que en este caso trasladado a las aulas. Los cambios los anunció ayer el consejero de Educación de la Generalitat, Ernest Maragall, que ya ha enviado a los centros las instrucciones para que empiecen a aplicarlos desde este mismo curso.

Se pretende fomentar la participación de los padres en el proceso de evaluación y el esfuerzo del alumno. Educación afirma que la promoción en cada ciclo de Primaria se hace contando con la opinión de los padres. Con el regreso del insuficiente, suficiente, bien, notable y excelente, los padres podrán conocer con más detalle el progreso académico de sus hijos.

En Secundaria, el alumno pasará de curso cuando supere los objetivos de las materias y tenga calificación negativa en dos materias como máximo. Dicho de otra manera, se repetirá curso con tres o más suspensos, aunque el equipo docente del centro podrá excepcionalmente permitir que se pase con tres suspensos. Los alumnos que pasen de curso con alguna asignatura pendiente deberán tener un seguimiento especial en los centros.

El Departamento de Educación destaca otra novedad al acabar la Secundaria. Cuando un estudiante acabe este nivel, el centro elaborará un documento para el estudiante como orientación a su futuro académico y profesional.

La coordinación entre Primaria y Secundaria es otro de los elementos que Educación potenciará a partir de este curso. Se prevé que el tutor del último curso de Primaria y el de primero de Secundaria intercambien información para poder orientar y atender mejor a los alumnos.

Respecto a los centros, Educación quiere organziar mejor el final de curso y plantea que tras la evaluación final del curso escolar ordinario "se abrirá un periodo durante el cual el centro debe realizar las actividades extraordinarias de recuperación o mejora de los resultados obtenidos". Este periodo no podrá empezar, dice Educación, antes de los cinco días lectivos establecidos a principio de curso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50