El Mandato-marco se aprueba en el Senado al votar por error el PP

Era el último trámite un su meteórico paso por las Cortes. El Mandato-marco de RTVE, el documento que regirá la vida de la radio y la televisión estatal en los próximos nueve años, fue ayer aprobado en el Senado por un error de dos parlamentarios del PP. Llegada la hora de la votación, uno se abstuvo y el otro pulsó el botón del sí. Al final: 115 votos a favor del Mandato-marco y 114 en contra. Este único voto de diferencia permitió que el texto, cuya tramitación ha sido duramente criticada por el PP, recibiera luz verde. En contra votaron el PP y el PNV, y tres senadores (EA, Partit Socialista de Mallorca y uno del PP) optaron por la abstención.

Además de los errores a la hora de pulsar los botones, la ausencia de una veintena de senadores contribuyó a desequilibrar la balanza. El PP se había equivocado el día anterior al votar a favor de una enmienda a la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LISI) que aprobaba la desaparición del canon digital en el plazo de un año.

Más información
El presidente de RTVE justifica la designación a dedo de Mansilla

El Mandato-marco de RTVE establece las obligaciones y objetivos que como servicio público debe cumplir la Corporación. Este documento, que el día anterior recibió el visto bueno del Congreso, permitirá a RTVE firmar un contrato-programa con el Gobierno, en el que se definirán los mecanismos de financiación de la radio y la televisión estatal cada tres años, así como las aportaciones del Estado en concepto de subvención.

También regulará las restricciones de TVE en materia publicitaria. Para 2008, la televisión pública reducirá de 12 a 11 los minutos de anuncios por hora de emisión. El objetivo en el próximo trienio es llegar a 9 minutos.

El Mandato-marco obliga RTVE a contribuir a la difusión de los valores constitucionales y a la vertebración y cohesión territorial. En el plano informativo, la corporación se regirá por los principios de independencia, pluralismo, neutralidad, imparcialidad y rigor. Promoverá la igualdad entre mujeres y hombres y velará por la protección de la infancia y la juventud, la defensa de las personas con discapacidad y fomentará la difusión del castellano y de las lenguas cooficiales. En cuanto a contenidos, preserva la producción propia de los informativos y la difusión de deportes minoritarios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS