Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pelli matiza su proyecto Torre Cajasol con toques estéticos

El arquitecto argentino César Pelli (Tucumán 1926) presentó ayer en Sevilla el proyecto definitivo de la Torre Cajasol, el edificio de 178 metros de altura y 43 plantas que la caja andaluza construirá en la isla de La Cartuja, en Sevilla.

"No ha habido cambios sustanciales respecto a lo que presentamos en el concurso, pero sí muchos refinamientos en los aspectos plásticos y estéticos", precisó ayer Pelli. "El edificio es una elipse que se levantará en el extremo sur del terreno (de 4 hectáreas) y tiene su eje dirigido a la Giralda como una forma de mostrarle su respeto. Además, desde la Giralda podrá verse la perspectiva más esbelta y delicada de la torre", comentó ayer el arquitecto nacionalizado estadounidense y autor de edificios como las Torres Gemelas Petronas, en Kuala Lumpur, que hasta 2003 fueron las más altas del mundo.

Pelli resaltó también la importancia de los edificios adyacentes que tendrá la torre, con tres y cuatro plantas, y que estarán cubiertos con un jardín de uso público diseñado por la paisajista Diana Balmori. Entre los cambios que ha experimentado el proyecto destaca el recubrimiento del vidrio, que en lugar de madera será de material cerámico. "Es una especie de encaje cerámico, de un color similar al de los ladrillos que hay en muchos edificios sevillanos, que recubrirá el vidrio como si fuese una celosía", apuntó César Pelli.

Por su parte Antonio Pulido, presidente de Cajasol, anunció que la torre estará terminada "a finales de 2010 o mediados de 2011" y que ya hay un centenar de empresas interesadas en los 15.000 metros cuadrados de alquiler que ofertará el edificio. La caja sevillana se reservará para su uso dos tercios del espacio destinado a oficinas (unos 30.000 metros). El presupuesto total es de 313 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de diciembre de 2007