Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados miles de peces muertos en el Parque del Sureste

Los ecologistas lo achacan a la falta de mantenimiento de la Comunidad

Miles de carpas y barbos se hallaron muertos el pasado viernes en la laguna conocida como El Porcal, que forma parte del Parque Regional del Sureste y está ubicada en el término municipal de Rivas Vaciamadrid. Esta laguna, una de las alrededor de 120 que existen en el parque, está integrada en una finca privada que depende de la empresa cementera Aripresa.

Lo denunció ayer la organización ecologista El Soto, que explicó que algo similar, aunque en una magnitud mucho menor, ha ocurrido también en la laguna de El Campillo, que está ubicada a un kilómetro de la anterior.

La laguna se encuentra dentro de los terrenos de una empresa privada

"En varias ocasiones hemos pedido a la Comunidad de Madrid que elabore un plan de recuperación de humedales en el Parque del Sureste, lo que permitiría la recuperación de algunas de las lagunas degradadas o la renovación del agua para evitar muertes masivas de fauna acuática", explicó Raúl Urquiaga, un portavoz de la organización ecologista, quien anunció que El Soto ha puesto estos hechos en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y pidió que se aclare "por qué se han producido estas muertes".

La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid explicó ayer que los peces muertos no han sido aún retirados dado que se encuentran en una finca privada, si bien añadió que tomará la iniciativa en caso de que la empresa propietaria del suelo no los retire.

Por su parte, la asociación Naumanni, que realiza labores de asesoramiento ambiental para la empresa Aripresa, restó importancia a lo sucedido estos días en El Porcal y dejó claro que "se trata de un fenómeno natural de autorregulación del ecosistema acuático". Según el presidente de la organización, Manuel Fernández, el parque "ha vivido situaciones parecidas en cuatro o cinco ocasiones en los últimos 20 o 30 años".

La explicación, en opinión de Naumanni, está en que las lagunas como El Porcal son ecosistemas cerrados en los que se genera superpoblación de especies debido a la escasez de depredadores, lo que origina que en ocasiones no exista oxígeno suficiente para la supervivencia de todos. "Es un proceso natural y cíclico", insistió Fernández.

La teoría de la muerte por falta de oxígeno fue rechazada ayer por la organización El Soto, que apuesta por la falta de mantenimiento de las lagunas como la causa más probable. Según la organización ecologista, la empresa Aripresa "tenía la pretensión de tapar dos láminas de agua con escombros, de no haber informado de forma negativa la Junta Rectora del Parque celebrada a primeros de este mes".

La mayor parte de las lagunas del Parque Regional del Sureste se generaron en antiguos espacios de extracción de grava en los que fue acumulándose agua procedente del subsuelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de noviembre de 2007