Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batasuna llama "a la lucha" contra el Tren de Alta Velocidad

Compara su ofensiva con las que desplegó contra Lemoiz y Leizarán

Batasuna llamó ayer a "la lucha y la organización" para impedir las obras que llevarán a Euskadi el TAV, el Tren de Alta Velocidad que unirá las tres capitales vascas y cuya construcción, que acaba de iniciarse en los tres territorios, van a acometer conjuntamente los Gobiernos central y vasco. "La izquierda abertzale va a ir a parar el TAV porque es la única manera de poner las bases de otro modelo social, económico, alternativo y de soberanía para Euskal Herria", declaró ayer Eusebio Lasa, responsable económico de Batasuna.

Lasa recordó incluso como movilizaciones de referencia las realizadas en su momento contra la construcción de la central nuclear de Lemoiz (Vizcaya) y de la autovía del Leizarán (Navarra). Estos proyectos fueron objeto de atentados terroristas por parte de ETA. La policía encontró recientemente en poder de jóvenes del entorno etarra documentos con instrucciones de la banda para sabotear las obras.

El anuncio-advertencia efectuado ayer en Bilbao por los miembros de la Mesa Nacional Eusebio Lasa y Marije Fullaondo no coge por sorpresa a las instituciones implicadas, que ya han padecido las primeras campañas de agitación y sabotajes entorno a los tramos de obra iniciados en territorio alavés.

La amenaza constituye un reconocimiento explícito de que la construcción del Tren de Alta Velocidad -costará 4.178 millones de euros, financiados íntegramente por el Gobierno central- es el eje de la estrategia de desestabilización con la que Batasuna pretende recuperar el espacio político y social perdido con la ilegalización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2007