Vía libre a dos nuevas líneas ferroviarias que no tocan Barcelona

Una vía irá de Lleida a Girona y la otra será paralela al Cuarto Cinturón

El futuro del tren en Cataluña dio ayer un nuevo paso. La Comisión de Urbanismo de Cataluña emitió su informe favorable al trazado de dos nuevas vías, las primeras que diseña el Gobierno catalán desde la recuperación de la Generalitat. Una de ellas irá desde Lleida hasta Girona con un trazado casi paralelo al Eix Transversal, de ahí el nombre de Eix Transversal Ferroviario. La segunda línea es paralela al futuro (si se construye) Cuarto Cinturón y recorre el interior de Cataluña: desde Vilanova a Vilafranca, Martorell, Terrassa, Granollers y Mataró.

La aprobación por Urbanismo era uno de los pasos obligados, ya que es lo que define el proyecto y el recorrido, aunque ambos deberán ser ahora sometidos al análisis de las poblaciones afectadas y del Departamento de Medio Ambiente. El coste estimado del Eix Transversal Ferroviario es de unos 7.000 millones de euros y la línea orbital tiene un presupuesto inicial de 4.000 millones.

El Eix Transversal tiene un trazado de 313 kilómetros de longitud y está diseñado para que sea utilizado por trenes de mercancías y de viajeros. Las vías serán de ancho europeo y enlazarán la estación del AVE de Lleida con la de Girona. La velocidad prevista de los trenes será de 250 kilómetros por hora, en el caso de los convoyes de pasajeros, y de 120 kilómetros por hora, en el caso de los trenes de mercancías.

El recorrido de esta línea va de Lleida a Girona pasando por Tàrrega, Cervera, Igualada, Manresa, Vic y el aeropuerto gerundense. En algunas de estas localidades está previsto que esta línea enlace con otras ya existentes (es el caso de Igualada, Manresa y Vic) o con tranvías que den servicio a la zona. Así, en Lleida la conexión sería con el tren de La Pobla, que servirá como cercanías hasta Balaguer. Paralelamente habrá otras líneas de tranvía que den servicio a estas poblaciones y también a Mollerussa.

Esta línea tendrá 174 kilómetros de vía construida en superficie, 118 en túnel y 21 en viaducto. La entrada en algunas poblaciones será soterrada.

La línea orbital ferroviaria está diseñada como una más de cercanías, con una longitud de 119 kilómetros, de los que 68 son de nueva construcción. El diseño inicial incluye 31 estaciones, 18 de ellas nuevas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las poblaciones a las que dará servicio son Vilanova i la Geltrú, Sant Pere de Ribes, Canyelles, Vilafranca del Penedès, La Granada, Subirats, Sant Sadurní d'Anoia, Gelida, Martorell, Abrera, Terrassa, Sabadell, Barberà del Vallès, Santa Perpètua de Mogoda, Mollet del Vallès, Montmeló, Parets del Vallès, Granollers, La Roca del Vallès, Argentona y Mataró.

El dibujo inicial de esta línea era más corto (14 kilómetros menos) e incorporaba 10 estaciones menos que el aprobado ayer por la Comisión de Urbanismo. Con todo, este trazado no es definitivo y el proyecto final puede incorporar modificaciones sugeridas por las poblaciones afectadas. Entre las nuevas estaciones, dos están en Vilanova, donde el tren circula de forma soterrada. En algunos casos, el trazado previsto es paralelo a otras vías (en este caso carreteras) ya previstas o existentes. Entre las primeras, el tramo entre Abrera y Terrassa, que discurre en paralelo al Cuarto Cinturón, y el que unirá Sabadell y Santa Perpètua, paralelo a la vía interpolar. En Montmeló se ha diseñado una estación entre el circuito y el núcleo urbano.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS