Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña crea un Instituto por la Paz para mediar en conflictos

El Parlament quiere que Cataluña se sitúe como referente internacional en la promoción de la paz. La Cámara catalana aprobó ayer la ley del Instituto Catalán Internacional por la Paz (ICIP) con los votos a favor del tripartito y Convergència i Unió (CiU). Ciutadans y el Partido Popular se abstuvieron al considerar innecesaria la creación de este organismo.

El consejero de Interior, Joan Saura, definió el Instituto por la Paz como "un regalo que Cataluña hace al mundo". La intención del Gobierno es que este centro tenga un carácter "académico y de acción" para "promover la cultura de la paz, intervenir en la mediación de conflictos bélicos y ayudar a las organizaciones no gubernamentales a que intervengan en este campo".

La normativa hubiera salir sin ningún voto en contra, pero los tres máximos dirigentes del Gobierno, José Montilla, Josep Lluís Carod y Joan Saura, se equivocaron y rechazaron el texto.

Ley de Espectáculos

El Parlament dio trámite también a la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, que regulará los after hours y las fiestas raves. Con la nueva normativa, que sustituirá a la de 1990 y que ahora pasará a tramitarse en comisión parlamentaria, los after hours tendrán licencia como "establecimientos de régimen especial". Estos locales son actualmente alegales, puesto que generalmente funcionan con licencia de bar, pero en realidad son discotecas que abren hasta bien entrada la mañana.

La Ley de Espectáculos también servirá para poner cerco a las fiestas raves, celebradas sin autorización en descampados y convocadas a través de Internet o el teléfono móvil. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad podrán decomisar los aparatos musicales "en casos de urgencia absoluta" en fiestas con "riesgo inmediato de afectar de forma grave la seguridad de las personas y los bienes".

La actividad legislativa de la Cámara finalizó ayer con la aprobación de la Agencia Catalana de Turismo, encargada de planificar, coordinar y ejecutar las acciones de promoción turística. El ente, que sustituirá el Consorcio de Turismo de Cataluña, tendrá un órgano de consulta y debate y un consejo de dirección en el que participarán representantes del sector público y privado. La Generalitat pretende dar un nuevo impulso al turismo y facilitar la internacionalización de las empresas catalanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2007